jueves, 27 de marzo de 2008

Augusto Rodríguez, finalista del VII PREMIO INTERNACIONAL DE POESÍA JOVEN "MARTÍN GARCÍA RAMOS" 2008


Augusto Rodríguez, poeta e integrante del grupo cultural Buseta de papel quedó finalista del VII CERTAMEN INTERNACIONAL DE POESÍA JOVEN "MARTÍN GARCÍA RAMOS". El poemario ganador fue "De ida y vuelta" de la española Sara Herrera Peralta. El premio se entregará en un acto que se celebrará el día 26 de abril en el Salón de Teatro del Instituto "Martín García Ramos" de Albox -Almería (España), también se presentará el libro de la ganadora del VI Certamen, Lauren Mendinueta, publicado por la editorial Point de Lunettes.

Rodríguez fue uno de los finalistas entre 94 poemarios con un poemario inédito. Los integrantes de la revista El Quirófano se enorgullecen por este importante logro alcanzado por Augusto Rodríguez, nuestro Director-Editor. Salud.



lunes, 24 de marzo de 2008

Carmen Váscones, Segundo Premio en Concurso Mundial de Poesía Erótica


La poeta guayaquileña Carmen Váscones ha logrado el segundo premio en el Primer concurso Mundial de Poesía Erótica, en la ciudad de Lima. 385 poemas participaron en el evento. Haciéndose acreedora del primer lugar la poeta colombiana Aymer Waldir Zuluaga Miranda, de Medellín. El tercer puesto fue para el peruano Paúl Torres Arroyo y la mexicana Elsa Luz Levy.
Los jurados estuvo integrado por destacados poetas de México, EE.UU. y de Perú.

Desde la distancia, felicitamos a la poeta guayaquileña por este reconocimiento.

martes, 18 de marzo de 2008

Cantos contra un dinosaurio ebrio, la versión ecuatoriana


El Encuentro sobre Literatura Ecuatoriana “Alfonso Carrasco Vintimilla” amplía sus colecciones e inicia la publicación de nuevos textos creativos en una triple serie: dorada para los premios, anaranjada para autores con una obra hecha y verde para los creadores jóvenes. No hay posibilidad de simposio algunos sobre las letras de un país, si al mismo tiempo no se difunden sus creaciones por la palabra; la intención de estas nuevas colecciones es, precisamente, apoyar en las difíciles tareas de promoción de la literatura ecuatoriana contemporánea.

Cantos contra un dinosaurio ebrio de Augusto Rodríguez ha sido publicado con el apoyo del Encuentro sobre Literatura Ecuatoriana “Alfonso Carrasco Vintimilla” y la Universidad de Cuenca, Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias de la Educación en el 2008. Es el número 3 de la Colección dorada.

El Jurado del V Concurso Nacional de Poesía “César Dávila Andrade”, destacó del poemario distinguido con la Segunda Mención de Honor: “La profunda exploración de las relaciones entre la locura y la escritura”. Siendo jurado en ese entonces: el crítico chileno Dr. Gilberto Triviños (presidente) y los poetas ecuatorianos Edwin Madrid y Cristóbal Zapata.

Este poemario de Augusto Rodríguez fue publicado por la Editorial La Garúa, de Barcelona, España, en el año 2007. La edición española cuenta con un prólogo del poeta ecuatoriano Fernando Nieto Cadena, radicado en México. Este libro ha sido comentado por destacados escritores, críticos y medios de comunicación de Ecuador y de Hispanoamérica.

También se ha publicado el poema ganador y los poemas menciones del Concurso Nacional Universitario de Poesía “Efraín Jara Idrovo” 2005.

lunes, 17 de marzo de 2008

La hija del carnicero de Vanessa Martínez


Por Augusto Rodríguez

Siempre he creído que la poesía peruana ha gozado y goza de buena salud. Y entre las voces más maduras de las poetas del hermano país vecino podría destacar a Carmen Ollé (Lima, 1947) y a Blanca Varela (Lima, 1926). Sobre todo sigo muy atentamente la obra poética de Varela con su tono sincero, áspero, punzante y duro. Menciono esto porque inevitablemente a leer la poesía de Vanessa Martínez (Lima, 1979) creo hallar algunas líneas en común, coordenadas o hasta temas comunes, pero sin duda, la obra poética de Martínez sigue y seguirá sus propios derroteros.

Leo y releo su ópera prima La hija del Carnicero (Editorial Zignos, Lima, 2007) y cada vez entro en peligro, ya que las palabras ensordecen, se quiebran, vuelan como insectos deformados por el constante trabajo de su autora por extirparlas y por tratar de que las palabras como pequeñas serpientes expulsen el veneno oscuro/ el cuchillo de su interior a nuestros ojos y oídos de lectores. La poesía de esta autora va directo al cuerpo, quita el aliento, no da tregua, se deposita en los párpados y se mantiene entre la locura y la rabia. Es un tipo de poesía desenfadada, que pretende no seguir el curso normal para adelante, según los indicadores; sino que le interesa ir en retroceso, volar, ir para los lados.

En La hija del Carnicero nos enfrentamos a un discurso inclinado al amor y a las dolorosas relaciones de parejas desde una total libertad. Su poesía es el espacio para la trasgresión, para la búsqueda de sentidos y de nuevas sensaciones. La mejor droga para experimentar en el delirio, en otras órbitas o en total desenfado:


Soy feo y me haré una amputación para ti
con frases para testamento,
donde tú, niña,
tendrás que percibirte agradecida
por toda esta magra carne
que huye en las tenebrosidades
de mondongos,
alcohol
y olor a ceviche sazonado
por hambrientos feligreses
entre
las piernas de las putas.

regresaré a casa todo macho pincho frío,
en mi taciturna ebriedad,
a darte las buenas noches.

qué cosa te queda:
querías el título
y, total, ahora eres la importante,
la freak del músico
y del Rock and Roll,
baby,
no te olvides
el puto Rock and Roll


También vale notar que la poeta escribe y bordea en el erotismo con grandes dosis y con una fuerza descomunal que vale seguirle la pista y no perder sus huellas. Aquí el poema que da título al libro La hija del Carnicero:

No he podido profesar,
la luminaria y el silencio cómodo
de habitar feliz
y emplacebada en este piso machihembrado a pata calata,
he caminado como ganadora del Nóbel,
directo a la cocina,
donde tantas veces te guisé besos y
pedazos de senos.

no he dejado de sonreír
y apoyándome tambaleante
he visualizado tu magnífica fisonomía,
he localizado con mi índice trotamundos
en este atlas de cuerpo moldeado por ti,
el ancladero donde quisquillan efervescentes insectos.

y justo allí donde hallo el vértigo de tu amor,
me he estacionado,
he abierto la gaveta
y me he clavado el cuchillo,
para no olvidarme de esto.


Muy bien aquí cabe una reflexión de la poeta chilena Paz Molina (Santiago, 1945) para hablar de la poesía de Martínez: “El poema, así resuelto, viviente como un ser, podrá entonces percibirse y olerse cual una fruta. Ofrecerá también una forma lisa y bien pulida; suave y fibrosa ha de ser su carne fragante. El verso ha de sostener su propio aliento en concisión y densidad. Los amores y las perdidas luchas deben habilitar en él con pasión ceñida. Y aún la suma de inefables maldades podrá asomar entre verso y verso su cabeza múltiple. Existe un pulso de la experiencia, un ritmo interno y audible que se hace grávido en ciertos momentos de lucidez reflexiva y expresiva. Estos dos constantes de la percepción deben fijarse y fundirse en el poema con la fuerza amorosa de lo generador de vida”.

Con estas palabras quiero tratar de globalizar la poética de Vanessa Martínez, como se puede observar y leer en su poesía, sus constantes son el desenfado y la movilidad. No sólo quiere que el poema signifique, sino que quiere que haga y deshaga, rompa, cristalice, se movilice entre los dedos/ojos del lector para ponerlo contra un paredón imaginario:

Una infanta disfrazada de realidad,
corre a través de paisajes etéreos,
tal vez porque es libre,
tal vez porque está huyendo.

Los juguetes
-eróticos fetiches-
la esperan en casa
para derrocharse
y pernoctar en su tiempo infantil,
que se alimenta
de un sueño perverso.

¿entonces
de qué se avivan los sueños,
de alguien que sueña con ser nada?

la realidad es ella
y
ella
no existe:

se reinventa.


No es fácil hablar de la poética de esta autora, porque ella nos da ciertas pautas comunes y de ahí nos da el delirio. Entre la realidad y lo que podemos apreciar a ras de piel es una cosa, lo otro está en forma subterránea. Su poesía entra por los ojos y como un virus imperceptible destruye desde adentro, nervio, carne, sangre, cerebro, hígado y hueso y expulsa su tan mencionado veneno/cuchillos para oscurecernos/desangrarnos la existencia y partirnos en varías partículas que por desgracia nunca tendrán un mismo fin.

martes, 11 de marzo de 2008

Presentación de la antología “I Festival de Poesía Joven Ecuatoriana Naranjal 2007”


Este miércoles 12, se presentará la Segunda Edición de esta obra publicada por el grupo cultural Buseta de papel y la Casa de la Cultura, Núcleo del Guayas, Extensión Milagro, que recoge la poesía de los participantes del I Festival de Poesía Joven Ecuatoriana Naranjal 2007. Recital poético con los autores: Rafael Méndez, Siomara España, Xavier Hidalgo, Luis Bravo, Dina Bellrham, Tyrone Maridueña, entre otros.

Alianza Francesa, Auditorio. 19:00.

lunes, 10 de marzo de 2008

Una nueva colección


Por Jorge Dávila Vázquez

En Los próximos días, el Encuentro sobre Literatura Alfonso Carrasco Vintimilla presentará los cinco primeros títulos de su colección "Encuentro", integrados por premios y menciones de los concursos nacionales de literatura César Dávila Andrade y Efraín Jara Idrovo (circunscrito al ámbito universitario); textos publicados por la Universidad de Cuenca y su Facultad de Filosofía y Letras, a fines de 2007.

César Molina Martínez, que ganó hace unos años el Jorge Carrera Andrade, del Municipio de Quito, por su espléndido poemario Católica esplendor, fue el galardonado en la quinta convocatoria del César Dávila por su Código de extranjería. El jurado dijo sobre él que "recoge el drama del exilio desde una óptica muy personal y una estética depurada". Cabe destacar que hasta esta llamada del premio, este era donado por Rómulo Bernal.

Las menciones fueron para Deshuesados maniquíes, de Natalia Enríquez Pozo, libro de "erotismo intenso y adánico", según expresión del jurado; Cantos contra un dinosaurio ebrio ("profunda exploración de las relaciones locura-poesía"), de Augusto Rodríguez, que ganó también el primer premio del Efraín Jara, con su poema "Náufragos"; y Signos, de Danny Efraín Torres Estrella, hermoso conjunto de poemas en torno al misterio poético, que alterna piezas de una cierta extensión con otras de una intensa brevedad, unas y otras, destellantes: "Raíz de noche incendiada/ toda ceniza/ será escritura".

El volumen que recoge poemas premiados y mencionados del Efraín Jara contiene el ya aludido de Rodríguez; El canto de la Hégira, de Tannia Rodríguez (segundo lugar); Semblantes para el fuego, de Fabián Darío Mosquera Calle (tercer puesto), y Sin vos/z, de Julia Avecillas; Creación de Adán, de Ximena Samaniego Aguilar, y Las formas de la soledad, de Horacio García.

Un hermoso acervo de materiales líricos, que reafirman nuestra fe en la vigorosa creación literaria de la gente joven.
Fuente: Diario Hoy, sábado 8 de marzo del 2008.

jueves, 6 de marzo de 2008

Vigésima Edición de la Nueva Poesía Hispanoamericana


En el mes de enero del presente año, se publicó la Vigésima Edición de la Nueva Poesía Hispanoamericana editada y compilada por Leo Zelada, poeta peruano radicado en España, y la editorial Lord Byron Ediciones, Madrid, España, 2008. En este antología se encuentran importantísimos poetas hispanoamericanos como los españoles Jaime Siles (Valencia, 1951) o Luis Antonio de Villena (Madrid, 1951), los cubanos Alberto Lauro (Holguín, 1959) o Raúl Rivero (Moron, 1945), el peruano Antonio Cisneros (Lima, 1942) o el guatemalteco Humberto Ak abal (Momostenango, 1952), entre otros poetas. También se destaca la presencia de tres autores ecuatorianos: Marialuz Albuja (Quito, 1972), Marieta Cuesta Rodríguez (Cuenca, 1946) y Augusto Rodríguez (Guayaquil, 1979).

“Muchos de los poetas compilados en esta antología poseen un amplio reconocimiento literario en sus respectivos países de origen y varios han logrado abrirse paso a través de las fronteras, otros son sólo solitarios guerreros de la palabra. Todas estas voces expresan cabalmente el nuevo mosaico en el cual se desenvuelven los derroteros de la poesía escrita en nuestro idioma para el siglo XXI…En resumen, ésta es la primera antología de la Nueva Poesía Hispanoamericana que va más allá de la posmodernidad, la cual presenta ante el público hispano hablante, a los nuevos poetas de nuestros firmamento literario, ellos y su poesía se harán responsables de desafiar al tiempo y mantener vigente nuestra valiosa tradición literaria”

Leo Zelada (Lima, 1970). Fundador del Grupo Neón, estudió filosofía en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Ha colaborado en el diario "El Peruano".Ha publicado los libros de poesía: Delirium Tremens (Lima, 1998), Diario de un Cyber-Punk (D.F. México, 2001), Opúsculo de Nosferatu a punto de amanecer (Lima, 2005); La novela American Death of life (Lima, 2005) y la traducción de la antología Poética del Imperio Inka (Madrid, 2007). Premio del Concurso Internacional de Poesía 0rpheu, Brasil, 2001. Editor y compilador de la antología Nueva Poesía Hispanoamericana (Madrid, 2008). Actualmente reside en Madrid.

martes, 4 de marzo de 2008

Conversatorio sobre la “Antología del humor”


Con motivo a la Semana de la Poesía que año a año celebra la Alianza Francesa de Guayaquil. Este Miércoles 5 habrá un Conversatorio sobre la Antología del humor que reúne poesía y cuentos de varios autores ecuatorianos contemporáneos.
Publicado bajo el auspicio de la Alianza Francesa de Guayaquil, esta antología fue elaborada en el marco de la Fiesta de la lectura 2007, por los jóvenes escritores y miembros del grupo cultural Buseta de papel, Miguel Antonio Chávez y Augusto Rodríguez, quienes estarán presentes.
Alianza Francesa, Auditorio: 19:00