sábado, 25 de octubre de 2008

La poesía de Luis Alberto Bravo*


Por Augusto Rodríguez


La poesía ecuatoriana del siglo XXI sigue y seguirá mostrando una gran cantidad de poetas que vienen desde los más diversos rincones con ganas de tatuar la memoria de nuestro país. Son muchos los poetas que producen y siguen produciendo como Ana Minga, Diego Cazar, Alexis Cuzme, Dina Bellrham, Siomara España, Edison Lasso, Javier Cevallos, Rocío Soria, Tamara Acosta, Freddy Ayala, Ernesto Intriago, entre otros. Pero de ellos me interesa mucho la obra poética novedosa e interesante de Luis Alberto Bravo (Milagro, 1979). Los siguientes poemas pertenecen al libro inédito Antropología Pop (para árboles epilépticos). Bravo es un todo terreno: artista, cineasta, narrador, pero sobre todo un notable poeta. Aquí una pequeña muestra de su talento:


Una chica golpeada en la piscina


Su lengua ahora es más larga
y hay rastros de pasta dentífrica.

Ahora ella cierra los ojos donde lloraba.

Ahora las hojas vuelan para todos lados,
y vuelven a caer…
cerca de aquí…
(Donde estaba la chica golpeada y muerta en la piscina).

La sacaron del agua
como quien saca a un pequeño esqueleto,
como quien carga una madera pintada…
O como quien mide al primer amor.

Y mientras le espiaban las nalgas…
—“Pero, ¿las nalgas de quien?”
—“Pues, de ella…
de la chica golpeada y muerta en la piscina”—.
,,, alguien le sacó unas fotos;
Y por ello,
ahora podemos decir cuando nos preguntan
por la chica golpeada y muerta en la piscina:
“Ella estaba ahí…
Y nosotros acá…
Y los tipos de las fotos más allá”.

En las cercas pintadas
los vecinos murmuran & enrabietados
exclaman: “Si bien, era una mala chica,
no merecía morir en una piscina”.
—“Pero, ¿ha muerto quién…? ¿Quién ha muerto, quién?”
—“Pues ella…
La chica golpeada y muerta en la piscina”—.

“Yo le solía traer cervezas,
y cuando me daba propinas
ella solía decir:
«Sólo un ángel como yo
dejaría caer sobre ti
un pedazo de manzana…
—Como quien deja caer sobre una isla—
y verdaderamente lo soy»
(…) (glup)
Aún así, no tenía que morir en una piscina”.

“La mujer de allá,
nos ha dicho que a veces solía verla llorar en el patio,
y luego saltar las cercas pintadas,
sólo para arrancar —con un instrumento del bosque—
todas las manzanas fuertes”.


Desde aquel día
vengo a esta casa de martes a jueves…
Y siempre, siempre
un pequeño ojo del atardecer
perfora las nubes (y luego llueve).
Y entonces… ella abre sus alas, se eleva (y llueve) y abre sus alas
(como si evocara la luz de un perro sobre una nube podrida).
—“Pero, ¿quien? ¿Me hablas de quién?”
—“Pues, de ella…
De la chica golpeada y muerta en la piscina”—.


Lyric


— Se acabó.
Lo nuestro era como una burbuja.

Te acercas
y me susurras:

— Yo… aún quiero la burbuja.


Sofía


Salgo a las doce de la noche,
a darle un trozo de vidrio a los niños.

“¡Vuelvo!... Junta la puerta: Para que entre yo,
para evitar a los ladrones”.

Hay algo de noche en el gato;
Hay algo de gato en el zinc que da a la calle.
Al final del jardín un duende defeca.
Lo sé por los árboles
—¡¡tosen los árboles!!—.

Tiene la oreja de un cerdo
y el mandil de un carnicero;
Me arropo mientras la araña me mira:
Sueño a Kerouac atropellado por un camioncito de marihuana
[y en el cuarto adjunto (a ti),
se te revientan los ojos].

Cajita de música


Las niñas
juegan con las muñecas,
y por ello sus padres ríen.

Las niñas
les inventan novios a sus muñecas,
y por ello sus padres callan.

Las niñas
quisieran parir muñecas,
y por ello sus padres las abandonan.

Lautaro


Y llamaron Juan Rubio a aquel barco de papel…
y apenas aflojaron en el agua, lo volvieron a sacar;
Tomándolo de sus alas de barco de papel
—Cuando su barriguita yacía manchada de lodo y humedad de todas las aguas—.

Lo llamaron como un pueblo que nieva en el sur.
Y esta vez lo aflojaron…

Allá lo vieron alejarse,
hay quien rió y dijo era mejor el primer nombre;
mientras los otros haciéndoles chao con la mano
no entendían el por qué el barquito se detenía y no avanzaba más.

La verdad no entendieron nunca el por qué bautizaron a aquel barquito
con el nombre de un pueblo que no conocían,
ni porque en un principio lo bautizaron con el nombre
de un borracho a quién no se lo volvió a ver.
Tal vez por ese hecho se despidieron ellos mismos
y se olvidaron del barquito de papel
—Que no avanzaba más,
y no avanzó.
Y que se enredaba y hacía bucles
en el cuerpo flotante y putrefacto de Juan Rubio,
aquel borracho, a quién nadie nunca más
lo volvió a ver.


Parra

Viejo imaginario;
No tienes la mala costumbre de morir,
sólo te cae nieve del rostro.



Paisaje


Los patos. ¿Lo sabe usted por casualidad? ¿Viene alguien a llevárselos a alguna parte en un camión, o se van ellos por su cuenta al sur, o qué hacen?

J.D. Salinger


1
Vivo al lado
de un lugar donde dice
“No orinarse aquí hijos de puta”.

2
En la pared exterior de mi escuela,
anoté el nombre del niño
que besaba a la profesora en la boca: Conservo la tiza.

3
Las mujeres de los trabajadores, desembarcan las viandas de los triciclos
—mientras sus amantes esperan—;
Y esperan…
Yo les escupo desde un árbol.

4
El gato mira a los peces;
Los peces en el estanque —donde yo orino—
miran las piedras que cayeron hace mucho tiempo.

5
Ven—me ha dicho— iremos donde no exista la sombra.
Donde solamente se miren, la rana y el ave muerta.

6
Sobre bicicletas raras,
ellas atraviesan el jardín
con la falda metida entre las piernas.

7
Mi pato lucha contra un árbol;
La vieja de la tienda me ha llamado “Muchacho estúpido”; de ella era el árbol.

8
Un niño nada en el río;
Una piedra sostiene sus ropas.

9
Soñé un ferrocarril,
un grillo en mis labios,
una tribu de gansos que me perseguían hasta la casa
(la antigua casa),
un tren con una línea verde,
una sombra que reunía
los sueños de una hormiga.

10
Hoy hubo un eclipse —no te diré cual—;
La foto de George Trakl se ha oscurecido…
Y aún así, sé que es él.

11
Un pez salta de mi mano;
Cae en un sitio del agua
donde (al beber) estaba mi boca.



12
Coloreo el
dibujo de un niño
que murió ayer.

13
El beso en el zaguán a la niña con paperas;
—Por un 1/2 cigarrillo:
yo solía fabricarme en el niño aquel: que solía columpiarse junto a ella.

14
Ayer jugábamos a la pelota con las hermanas de los hermanos;
A una de ellas le he cogido las tetas:
Hay lluvia en mi prepucio.


El tesoro de los pájaros


Hubo una señora que nos alquilaba la casa…
y que se casó con su padre adoptivo para adquirir los bienes;
Ella solía llamar a los pájaros
como si hiciera una llamada telefónica:
“¿Aló Pepe?, ¿aló Copenhague?”.

Ahora la entiendo, cuando tras la puerta
se jalaba los cabellos…


Bautizaré a los pájaros,
les pondré nombres de ciudades escandinavas.

Así un pájaro se llamará Copenhague;
Otro será Suomussalmi, y otro Espoo.

Los árboles se llamarán como los niños antiguos:
Cipriano, Tomás, Farfounet o Nils.

Los colores como las estaciones en Neverland:
La Luz de las Bicicletas, La Niebla en los Patios, Los Tréboles en una Taza.

Los caminos se llamarán como las películas antiguas:
Anónimo veneciano, Le petit soldaut, o El desencanto.

El sexo de las mujeres se llamará Suiza o Luxemburgo;
Y el de los hombres Bulgaria o Brasil.

A las hormigas habrá que llamarlas como los paraguas
(fuera de la casa cuando la lluvia);
porque los paraguas recordarán las marcas que hacían los zapatos
en los caminos antiguos: donde se acostumbraba a
llamar por su nombre a los niños,
que solían recordar la fecha de la vid;
Por eso nuestros pasos se llamarán como las clases del vino
y los patos por cada hoja que picoteaban antes de tiempo,
y por cada pistilo que arrancaban
(y que sangraban como una niña en su primera
menstruación);
Porque ha vuelto Nils de Bulgaria
—y aunque agarró una enfermedad mortal en Suiza—
fumará las hojas que no alcanzaron los patos…
¡Sí!
Ha vuelto Nils de Bulgaria
y le miran las niñas desde el zaguán
(mientras las madres les espían sus diarios)
(y mientras sus padres cruzan la cerca y visitan a las otras mujeres que les parieron otros hijos).

Porque ha vuelto Nils de Bulgaria…
Mírenlo como camina por El desencanto;
Lleva en el walkman (que le regaló su primera amante)
esa canción de aquel cantante del Brasil…

“¡Oh que guapo es Nils!” dicen las ardillas;
Mientras los pintores sin historia
miran en aquella nariz descontinuada
todas las imprecisiones de las barcas,
de los cuadros de Whistler (James Abbott McNeill).

“Bienvenido Nils…”
“¡Oh Nils!”

—“El que defeca debajo de las ramas”
Y luego se ríen…—



[Y Copenhague defecará lluvia blanca
y dormirá sobre Nils…
Dormirá
en honor a los cabellos
que se jalaba la vieja
y que a su vez soñaba con un niño que le pudiera acariciar;
tal vez
el mismo niño que ya no lo recuerdan en los caminos antiguos,
y que solía aplastar fielmente la vid].



*(Milagro, 1979) Ha recibido dos menciones de honor en concursos nacionales de poesía. Integrante del grupo cultural Buseta de papel. Está por publicar su primer libro. Su poesía consta en varias antologías locales y extranjeras.

miércoles, 15 de octubre de 2008

La nueva poesía ecuatoriana del siglo XXI*


Por Augusto Rodríguez


1. Los inicios

La poesía ecuatoriana como cualquier otra poesía en Latinoamérica ha vivido y vive su propia metamorfosis. Sus cambios y regresos. Sus altas y bajas. Para de algún modo entender este proceso quisiera hacer un breve repaso sobre algunos momentos importantes de nuestra poesía. Empezaré este viaje con La Generación decapitada 1, poetas nacidos a fines del siglo XIX, que con sus obras dieron el puntapié inicial a la poesía contemporánea del Ecuador del siglo XX. Destaca la figura del quiteño Arturo Borja (1892-1912) pero sobre todo el guayaquileño Medardo Ángel Silva (1898-1919). Fueron poetas que escribieron sobre la muerte y que se debatieron entre la incomprensión social y la aristocracia de esos años. Poetas que murieron muy jóvenes debido a suicidios y otros motivos de diversas índoles. Posteriormente es significativa la presencia del manabita Hugo Mayo (1898-1988), primer vanguardista ecuatoriano. Creó una obra muy distinta de su época y unas revistas que tuvieron poca circulación pero que dialogaba con el resto de Latinoamérica entre ellas Síngulos y Motocicleta, que colaboraron autores como Huidobro, Borges, Neruda o Apollinaire.
Antes que culmine la primera mitad del Siglo XX, arriban los mayores poetas de la poesía contemporánea del Ecuador, tales son el caso del gran Jorge Carrera Andrade (1903-1978), Alfredo Gangotena (1904-1944), Gonzalo Escudero (1903-1971), de ahí tenemos la obra extraordinaria de César Dávila Andrade (1918-1967). Luego de esta generación se experimentará un vacío en el panorama literario, el mismo que sólo veinte y treinta años después tratará de ser llenado con la aparición de grupos (Elan en Cuenca; Madrugada de Guayaquil) y con voces más individuales, de las cuales quizá las más conocidas sean hoy las de Jorge Enrique Adoum (1926), Rafael Díaz Icaza (1925) y Efraín Jara Idrovo (1926).
Posteriormente se suman voces novedosas y muy personales que tal vez no han tenido la debida promoción y difusión a nivel internacional como es el caso de Carlos Eduardo Jaramillo (1932), el fallecido David Ledesma Vásquez (1934-1961), Euler Granda (1935) y Fernando Cazón Vera (1935). De ahí aparecen varios grupos y revistas donde se agrupan nombres significativos entre ellos los Tzántzicos, La Pequeñalulupa, Tientos y diferencias, Contextos, La Mosca Zumba, Matapiojo, Balapalabra, sobre todo La Bufanda del Sol en Quito y el Grupo Sicoseo en Guayaquil. De estos formarán parte poetas como Humberto Vinueza, Iván Egüez, Javier Ponce, Fernando Nieto Cadena, Huilo Ruales, Jorge Martillo, Fernando Balseca, Iván Carvajal, Edwin Madrid, Paco Benavides, Diego Velasco, Fernando Iturburu, Ramiro Oviedo, Héctor Alvarado, Hugo Salazar Tamariz, entre otros.

2. ¿Retroceso, tierra baldía, epígonos o exquisitos?

“Hacia principios de los 80, los grupos se habrán desintegrado y cada participante tomará su rumbo, el mismo que a veces estará marcado por la diletancia tanto individual como grupal, pues el contexto en el cual aparecieron había cambiado notablemente: en el plano nacional se había pasado a un régimen democrático, y en el plano internacional se viviría el fin del llamado bloque socialista europeo. En los 80, tanto la poesía como la prosa van a registrar algunos aciertos, como el de Pedro Gil, pero también un estancamiento expresivo por el gratuito oscurecimiento del poema so pretexto de universalidad. Habrá que esperar el inicio del nuevo milenio para que otra generación retome el legado cultural de sus antecesores y debata sobre las condiciones sociales y políticas y los principios que van a determinarlos” 2 dice el poeta Fernando Iturburu.
Por su parte, el gran poeta y maestro Fernando Nieto Cadena, quien reside en México hace varias décadas afirma: “Hay un salto de Sicoseo a Buseta que convertía en tierra de nadie o mucho peor, en tierra baldía lo que iba entre 1980 y 2005, algo así como veinticinco años de silencio oprobioso. Regresé sobre lo pensado. Tengo la sospecha que no se trata de ningún salto. Lo veo más bien como una línea cada vez mejorada y ampliada que resume una serie de referentes que caracterizan con mayor dinamismo y amplitud de horizontes a la gente de Buseta frente a los que tuvimos los de Sicoseo. Nuestros referentes no eran tan amplios y diversos ni teníamos tanta comunicación como es posible tenerla hoy”3
Finalmente el poeta quiteño Xavier Oquendo confirma: “Abundan en estos días, entre los jóvenes y no tan jóvenes poetas del país, un discurso "afrancesado" al que algunos de ellos mismos han titulado "exquisito". Los escritores amantes de los poetas franceses del siglo XX y su tradición de poesía pura (lo extremadamente gracioso es que muchos-por no decir todos- no saben leer ni escribir en francés, sin embargo encuentran la verdadera sensibilidad en la traducción) que se ha ido mezclando en su discurso como una epidemia sin vacuna. "Lo exquisito", si bien he podido entender, consiste en alabar sin fin a la poesía "pura", repleta de hermetismo, que esté escrito en cualquier otro idioma que no sea el español (y si es en francés, mucho mejor). Algunos de los "exquisitos" suelen utilizar también, en sus discursos, referencias a poetas griegos antiguos para sostener la "profundidad" de su lírica amparada en un "canon" inexistente, fortalecido por el discurso de otro. Nunca he podido entender como los poetas que no hablan y dominan otra lengua como el francés, el inglés, el alemán, etc. Se atreven a sostener que sus grandes referentes son los poetas extranjeros (me refiero extranjero a la lengua). Buscan los italianos, los ingleses, los franceses, los germanos para sostener una idea de erudición en un discurso sin fundamento. Las traducciones son una versión. Los "exquisitos" se olvidan de que la poesía es sonido y silencio. Y que cada lengua tiene un sonido y un silencio distinto”. 4
Es verdad que los críticos, los estudiosos literarios, los lectores se han centrado en la figura de algunos autores de principios de siglo XX. Pero de ahí para acá no se ha estudiado debidamente a los poetas posteriores. Faltan verdaderos estudios a vates como Jaramillo, Cazón o Ledesma. Faltan que se hagan sesudos estudios para darles la verdadera ubicación en nuestra poesía a poetas como Paco Benavides, Fernando Nieto Cadena o Iván Carvajal. Pienso que tal vez la influencia de Carvajal influyó demasiado en algunos de nuestros últimos poetas (¿epígonos?) que hizo que se pierda el camino. Ahora, hace muy poco, salió publicado un libro que debe convertirse en lectura obligada para entender a recientes poetas distintos, se denomina La voz habitada: Ana Cecilia Blum, Julia Erazo Delgado, Marialuz Albuja, Carlos Vallejo, Xavier Oquendo y Carlos Garzón. Otros nombres interesantes de la última poesía ecuatoriana, que vale la pena mencionar son Roy Sigüenza, Aleyda Quevedo Rojas, Alfonso Espinosa o Franklin Ordóñez.


3. El nuevo siglo XXI

A fines de los noventa y principios del 2.000 se forman varios y significativos grupos literarios en diferentes rincones del país. Tenemos como más conocidos los ejemplos de Noctambulario en Riobamba, La Pileta y La Esponja en Cuenca; Fe de erratas, Machete rabioso, K.kbzuhela, Locomotrova en Quito o Buseta de papel y Re-verso en Guayaquil. Constantemente vengo leyendo, reseñando, escribiendo sobre estos poetas que están agrupados en todo el país. Es imposible hablar de todos ya que cada grupo tiene a decenas de autores en sus filas, pero mencionaré algunos por grupo:
En Noctambulario tenemos el humor corrosivo de Patricio Cárdenas Herrera (Riobamba, 1976) o a la profundidad y el calado de Víctor Vimos (Riobamba, 1985). En la Pileta está el dinamismo de Monserrath Carrera Loja (Cuenca, 1983) o la brevedad de Cesibel Ochoa (Zaruma, 1985). En La Esponja destaca María de los Ángeles Martínez (Cuenca, 1980) por su fuerza y contundencia. En Fe de erratas hay varios nombres de interés como Edison Lasso (Piñas- El Oro, 1977) por su ironía o Alex Tupiza (Quito, 1975) por su constantes acechos de humor a la religiosidad y lo sagrado. En Machete rabioso tenemos la fuerza de Marcelo Villa Navarrete (Quito, 1981) o la visión urbana de Cristian Arteaga (Quito, 1979). En K.kbzuhela está la profundidad de Freddy Ayala (Latacunga, 1983) o la versatilidad de Andrea Samaniego (Quito, 1985). En Locomotrova sobresale el dinamismo de Diego Cazar (Quito, 1977). En Buseta de papel la poesía imaginaria de Luis Bravo (Milagro 1979), la fuerza de Dina Bellrham (Milagro, 1984), el erotismo de Tamara Acosta (Guayaquil, 1986), la profundidad de Tyrone Maridueña (Guayaquil, 1986) o la dureza de la fallecida Carolina Patiño (Guayaquil, 1987-2007). En Re-verso destaco la diversidad de Siomara España (Manabí, 1976) o la brevedad de Xavier Hidalgo (Guayaquil, 1977).
También son muy valiosos los aportes irónicos de Jairo Estacio (Quito, 1975), el humor de Rafael Méndez Meneses (Guayaquil, 1976), la visión urbana de Javier Cevallos (Quito, 1976), el conocimiento literario de David G. Barreto (Quito, 1976), la crítica y la poética de César Eduardo Carrión (Quito, 1977), la profundidad de Cristian Avecillas (Quito, 1977), las lecturas de Ernesto Carrión (Guayaquil, 1977), el imaginario de Javier Lara Santos (Quito, 1978), la brevedad de Juan José Rodríguez (Ambato, 1979), el torrente de Rocío Soria (Quito, 1979), la irreverencia de Paola Zambrano (Galápagos, 1979), la cotidianidad de Carlos Luis Ortiz (Alausí, Chimborazo, 1979), la fuerza de Alexis Cuzme (Manta, 1980), el desenfado de Fernando Escobar (Quito, 1982), la energía de Ana Minga (Loja, 1983), la prosa pulida de Fabián Darío Mosquera (Golfo de Urabá, Colombia, 1984), la nueva poética de Wladimir Zambrano (Guayaquil, 1985), entre otros. Para finalizar y a manera de epílogo, algunos poemas de los bardos mencionados:


Siomara España (Manabí, 1976)

El regreso de Lolita

Yo soy Lolita
así los Lobos esteparios
me desenreden
las trenzas con sus dientes
y me lancen
caramelos de cianuro y goma.
Intuí mi nombre aquel día del puerto
con los náufragos
¿recuerdas?
Y aquel combate
con Vladimir, el imperecedero.
Sé que soy Lolita
lo supe cuando me entregó
sus manos laceradas de escribirme.
Por eso cuando apareciste
libidinoso y suplicante
a contarme tus temores
te deje tocarme
morder mis brazos y rodillas
te deje mutilar entre mis piernas
los ardides de Charlotte.
Sabía que tu vieja espada
cortaría una a una mis venas
mis pupilas
y me burlé cien veces
de tu estupidez de niño viejo
llorando entre mi vientre.
y cuando todos los náufragos del mundo
volvieron a mi puerto
a entregarme dadivas
que yo pagaba con carne
tú saltaste tras mi sombra
mientras yo, huía y bailaba.
Por eso sé que soy Lolita,
la nínfula de moteles y anagramas
que vuelve con la maleta al hombro
a retomar tras años el pasado.


Luis Bravo (Milagro, 1979)

Sofía
Salgo a las doce de la noche,
a darle un trozo de vidrio a los niños.
“Vuelvo…¡Junta la puerta para que entre yo,
para evitar a los ladrones!”.
Hay algo de noche en el gato.

Hay algo de gato en el zinc que da a la calle.
Al final del jardín un duende defeca,
lo sé por los árboles-¡tosen los árboles!-;
tiene la oreja de un cerdoy el mandil de un carnicero;
Me arropo mientras la araña me mira:
sueño a Kerouac atropellado por un camioncito de marihuana,
y en el cuarto adjunto,

(a ti)

se te revientan los ojos.


Rocío Soria (Quito, 1979)

Él (11)
Seres inanimados pueblan su cuerpo por dentro
está hecho de miles de ellos
está hecho de las repeticiones
de sus propios gestos y lloros
tantos que le es imposible
encontrarse la cara con la mano y secarse
los ojos.
Seres inanimados pueblan su costumbre,
tiene espejos atravesándole la columna vertebral,
se apoya pero no lo lamenta,
se acarrea en su soledad sórdidade un lado hacia otro
con una inexplicable picazón en las ventanas.
Una canción oscura vive en el fondo de sus ojos,
como terminando de alucinar
con el ángulo homicida empotrado
en alguno de sus enfisemas.
Ha olvidado abierto
uno de los cajones dentro de su cabeza,
y es como si una fruta rodara para perderse
debajo de algún sillón.
Y ningún ángel le guardara fidelidad.

Alexis Cuzme (Manta, 1980)

Podemos mentirle al placer

Sigilosamente
la tarde arrebata desencantos.
Creer en tu sexo,
en su frescura,
sonoridad,
es común y agotador.
Zozobra el artificio,
pero podemos mentirle al placer.
Amor,
tus glúteos encierran otra forma de vitalidad.

Marcelo Villa Navarrete (Quito, 1981)

Jinete
cuando tenga un hijo
habrá un sol ocultándose de mi ventana
y quizás porque ya no seré
la única sangre derramada por el mundo
cada día se alternarán
la dicha y la agonía
qué podré decirle a mi hijo
sobre la guillotina del tiempo
la miel silvestre de las caricias
o los verdugos
que acechan nuestras espaldas
tendré que dejarle caer
sobre una almohada
de agujaso sobre un abismo de pétalos
será otro jinete embistiendo la noche
y no tendrá más alternativa
que deambular con su brújula de polvo.

Freddy Ayala (Latacunga, 1983)

Visiones

Enfurece el sol detrás de mis omóplatos
la mañana llega con muletas
cuando tu pezón
hace borbotear al agua
soy testigo de tormentas grises
desentierro dardos a la espuma
excrementos de papel carbón
parpadean raros mares
sus orillas topan tierra
las olas levantas páginas
dientes lanzados hacia el lodo
donde los designios se diluyen
la neblina
aloca en mi boca
un remolino que se lleva las agujas
los barcos estampas reverencias
cachalotes en la alegoría de su sexo
presurosos por esperma
aparecen a cien leguas.

Ana Minga (Loja, 1983)

XIV
Te he sacrificado.
La ciudad está desinflada
dos pichones con alas
harapientas rezan conmigo.
¡Dios! ¿Qué Dios está detrás de ti?
tus hijos respiran en mi estómago
me los comí de desesperación
al sentir que el espermatozoide
cruzaba los límites de la paciencia.
Perdón
te he sacrificado
como a todos los que se han acercado
mi culpa es mi culpa pero
de qué me sirvesi el día de los espíritus
muertos llega cada mes
me reclaman sus tumbas
quieren ponérselas
y Yo
sólo puedo mirarme los ojos.

Dina Bellrham (Milagro, 1984)

Ahhedomia

Hasta en los sismos en las piernas han mutado a esfinges. Hemos huido de la catástrofe de las encías. Nos mudaremos de falanges y ventanas, con el miedo bajo el brazo cual portafolio de oficina. El parque se torna pluvioso, quebradizo. No basta crujir nuestros dientes de columpio, ni bostezar resbaladeras si nos sobran extremidades y saliva. El suelo se ha vuelto puta en los zapatos. Y yo pretendo seguir de raíz en los cordeles, ahora que hay suburbios en un racimo de ósculos.

Tamara Acosta (Guayaquil, 1986)

Falo maternal

Permite a mis labios succionar el alimento de antaño. Beber del pecado desgarrando la manzana mientras simulo el sueño prohibido. Mi lengua cicatrizará tu castillo, dando rienda suelta a nuestro galope, entrelacemos nuestra lúbrica miel y pezón a pezón unámonos, atando en venas nuestra desnudez, probando de tu boca mi bosque humedecido por el líquido de desamor. Desgárrame el dogma, el prejuicio, la atadura para que mi fuerza, irrumpa en el clítoris, los latidos de sabernos y sentirnos amadas.

Carolina Patiño (Guayaquil, 1987-2007)

Adiós
Tan cansada de estar aquí
con todos estos miedos sin infancia
me voy sin perdurar
sin lograr que voltees por mí
sin lograr que enciendas la luz
sin lograr que abras tus ojos
el dolor tan limpio no sostendrá tu mano
demasiados espejos
descuelgan tambores en mi funeral.


Notas y biografías


1. MADRID, Edwin: Antología, La poesía del siglo XX en Ecuador. Visor, Madrid, España, 2007.

2. ITURBURU, Fernando: Jóvenes poetas ecuatorianos: en busca de un nuevo compromiso literario. Revista Letralia, Venezuela, 2008.

3. NIETO CADENA, Fernando: La poesía de Augusto Rodríguez, Editorial La Garúa, Barcelona, España, 2007.

4. OQUENDO, Xavier: I Festival de Poesía Joven Ecuatoriana Naranjal, Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión, Núcleo del Guayas, Extensión Cultural Naranjal, Ecuador, 2007.

5. CUZME, Alexis: Poesía ecuatoriana del siglo XXI. Revista-libro Cyberalfaro # 16, Manta, Ecuador, 2008.


*Texto leído en el III Encuentro Latinoamericano de Poesía Actual “Poquita Fe”, Santiago de Chile (2008).

miércoles, 1 de octubre de 2008

Programación del Poquita fe 2008


jueves 25 de septiembre de 2008

PROGRAMACION
MARTES 7 DE OCTUBRE:
16:00 hrs
Biblioteca Nacional,
Sala ErcillaPresenta:
Pablo Paredes
Recordando a Gonzalo Millán:
Un retrato de memoria*
Lectura de los actores
Héctor y Emilia NogueraMesa:
* Yaxkin Melchy (MEX)
* Paula Ilabaca (CHI)
* Rafael García- Godos (PER)
* Roberto Echavarren (URU)
* Osdmar Filipovich (BOL)
* Diego Lazarte (PER)
* Clara Muschietti (ARG)
* Carmen Berenguer (CHI)
Presentación editorial:
VOX por Gustavo López (ARG)
Lustra editores por Víctor Ruiz (PER)
19:00 hrs
Casa Museo La Chascona
Presenta: Carola ZuletaMesa
1:* Alan Mills (GUA)
* Paula Peyseré (ARG)
* Pablo Araujo (BRA)
* Daniel Saldaña (MEX)
* Paul Guillén (PER)
* Víctor Hugo Díaz (CHI)
Intermedio musical:
Ammy Amorette
Mesa 2:
* Roxana Miranda (CHI)
* Luis Felipe Fabre (MEX)
* Augusto Rodríguez (ECU)
* Marina Mariasch (ARG)
* Edgar Pou (PAR)
* Bruno Vidal (CHI)
Cóctel de Bienvenida
MIÉRCOLES 8 DE OCTUBRE:
12:30
Universidad Diego Portales
Presenta: Pablo Paredes
Diálogo crítico:
* Jessica Freudenthal (BOL) Sobre nueva poesía boliviana
* Augusto Rodríguez (ECU) Sobre nueva poesía ecuatoriana
* Alan Mills (GUA) Sobre nueva poesía guatemaltecaMesa:
* Estrella del Valle (MEX)
* Martín Barea Mattos (URU)
* Pedro Rocha (BRA)
* Markos Quisbert (CHI)
* Lali García (PER)
* Ignacio Muñoz Cristi (CHI)
* Nicolás Said (CHI)
* Felipe Posada (COL)
* David Añiñir (CHI)
Conferencia: Roberto Echavarren (URU):
Poesía y globalización
16:00 hrs
Biblioteca Nacional,
Sala América
Presenta:
Héctor Hernández Montecinos
Recordando a Stella Díaz Varín: La colorina extragaláctica
* Lectura de las actrices Tamara Acosta
y Viviana Herrera
y exhibición trailer documental La Colorina
Mesa:
* Marcelo Arce (CHI)
* Amalia Gieschen (ARG)
* Rodrigo Olavarría (CHI)
* Martín Rodríguez (ARG)
* Cristino Bogado (PAR)
* Víctor Ruiz (PER)
* Nurit Kasztelan (ARG)
* Nicolás Miquea (CHI)
Presentación editorial:
El Billar de Lucrecia por Rocío Cerón (MEX)
Tsé Tsé por Reynaldo Jiménez (ARG)
19:00 hrs
Casa Museo La Chascona
Presenta:
Rodrigo Gómez
Mesa 1:
* Valeria Meiller (ARG)
* Juan José Podestá (CHI)
* Alejandro Méndez (ARG)
* Fabián Darío Mosquera (ECU)
* Vanessa Martínez (PER)
* Yanko González (CHI)
Lectura:
Douglas Diegues (BRA)
en portunhol selvagem
Mesa 2:
* Jessica Freudenhtal (BOL)
* Harold Alva (PER)
* Eduardo Barahona (CHI)
* Germán Rosati (ARG)
* Vladimir Zambrano (ECU)
* José Ángel Cuevas (CHI)
Presentación y lectura de Reynaldo Jiménez (ARG)
JUEVES 9 DE OCTUBRE:
12:30
Universidad Diego Portales
Presenta: Héctor Hernández Montecinos
Diálogo crítico:
* Luis Felipe Fabre (MEX) Sobre nueva poesía mexicana
* Felipe Ruiz (CHI) Sobre nueva poesía chilena
* Paul Guillén (PER) Sobre nueva poesía peruana
Mesa:
* Marcelo Ramos (CHI)
* Alfonso Freire (CHI)
* Marina Mariasch (ARG)* Pablo Araujo (BRA)
* Marcia Mogro (BOL)* Elías Hienam (CHI)
* Gladys Mendía (VEN)
* Georgina Canifrú (CHI)
* Douglas Diegues (BRA)
Conferencia: Raúl Zurita (CHI)
16:00 hrs
Biblioteca Nacional, Sala América
Presenta:
Carola Zuleta
Recordando a Roberto Bolaño: Generación 2666
* Lectura del actor Marcelo Alonso
Mesa:
* Daniel Saldaña (MEX)
* Gladys González (CHI)
* Begoña Ugalde (CHI)
* Augusto Rodríguez (ECU)* Edgar Pou (PAR)
* Ana Rüsche (BRA)
* Danitza Fuentealzar (CHI)
* Silvia Gallo (CHI)
Presentación editorial:
Black & Vermelho por Cristian de Nápoli (ARG)
Sol Negro por Paul Guillén (PER)
19:00 hrs
Casa Museo La Chascona
Presenta: Pablo Paredes
Mesa 1:* Rocío Cerón (MEX)
* Juan Manuel Silva (CHI)
* Clara Muschetti (ARG)
* Lali García (PER)
* Osdmar Filipovich (BOL)
* Jaime Pinos (CHI)
Intermedio musical: Ammy Amorette
Mesa 2:
* Manuel Barrios (URU)
* Cristián de Nápoli (ARG)
* Arthur Zeballos (PER)
* Nurit Kasztelan (ARG)
* Diego Ramírez (CHI)
* Soledad Fariña (CHI)
Presentación y lectura de Roberto Echavarren (URU)
VIERNES 10 DE OCTUBRE:
12:30
Universidad Diego Portales
Presenta: Carola Zuleta
Diálogo crítico:
* Manuel Barrios (URU) Sobre nueva poesía uruguaya
* Ana Rüsche (BRA) Sobre nueva poesía brasileña
Mesa:
* Víctor Munita (CHI)
* Ericson Pires (BRA)
* Eduardo Fernández (CHI)
* Marjorie Dávila (CHI)
* Rocío Cerón (MEX)
* América Merino (CHI)
* Vladimir Zambrano (ECU)
* Felipe Ruiz (CHI)
* Paz Molina (CHI)
Lectura: Reynaldo Jiménez (ARG)
16:00 hrs
Corporación Cultural Balmaceda 1215
Presenta: Rodrigo Hidalgo
Ponencia: Nueva poesía latinoamericana
* Benjamín Morales (MEX)
Mesa:
* Paul Guillén (PER)
* Valeria Meiller (ARG)
* Javier Norambuena (CHI)
* Eugenia Prado (CHI)
* Ana Rüsche (BRA)
* Carlos Cociña (CHI)
* Jessica Freudenhtal (BOL)
* Alan Mills (GUA)
Presentación editorial:
Cascahuesos por Arthur Zeballos (PER)
Mantra editorial por Héctor Hernández Montecinos (CHI)
19:00 hrs
Biblioteca Nacional, Sala América
Presenta: Héctor Hernández Montecinos
Mesa 1:
* Rafael García Godos (PER)
* Martín Barea Mattos (URU)
* Luis Felipe Fabre (MEX)
* Pedro Rocha (BRA)
* Marcela Saldaño (CHI)
* Damaris Calderón (CU)
Exhibición video: Fragmento DVD Retratos Parlantes, Poquita Fe 2006
Mesa 2:
* Cristino Bogado (PAR)
* Víctor Ruiz (PER)
* César Cabello (CHI)
* Martín Rodríguez (ARG)
* Sebastián Herrera (CHI)
* Yaxkin Melchy (MEX)
Presentación y lectura de Raúl Zurita (CHI)
SÁBADO 11 DE OCTUBRE
17:00 hrs
Casa de la Cultura de San Bernardo
Presenta: Otro Sur
Mesa :
* Paula Peyseré (ARG)
* Arthur Zeballos (CHI)
* Alejandro Méndez (ARG)
* Jessica Freudenthal (BOL)
* Diego Lazarte (PER)
* Vanessa Martínez (PER)
* Germán Rosati (ARG)
* Fabián Darío Mosquera (ECU)
* Osdmar Filipovich (BOL)
* Vladimir Zambrano (ECU)
21:00 hrs
Bar Clandestino
Presenta: Carola Zuleta
Performance: Samuel Ibarra (CHI)
/ Manuel Barrios (URU)
Mesa 1:
* Estrella del Valle (MEX)
* Juan Malebrán (CHI)
* Ericson Pires (BRA)
* Jaime Pinos (CHI)
* Harold Alva (PER)
* Renato Dennis (CHI)
* Edgar Pou (PAR)
* Antonio Silva (CHI)
Performance:
Elizabeth Neira (CHI)
/ Amalia Gieschen (ARG)
Mesa 2:
* Rodrigo Gómez (CHI)
* Pablo Paredes (CHI)
* Héctor Hernández Montecinos (CHI)
Lectura/ performance:
* Pancho Casas (CHI)
* Reynaldo Jiménez (ARG)
* Roberto Echavarren (URU)
DOMINGO 12 DE OCTUBRE:
17:00 hrs
Centro Cultural Manuel Rojas
Presenta: Carola Zuleta
Lectura Final
Despedida oficial.
PD: En la Chascona hasta el día jueves habrá
una feria de publicaciones nacionales
y extranjeras para venta, trueque y obsequio.
PD2: Habrá lecturas en las casas-museo
de la Fundación Neruda
en Valparaíso e Isla Negra.