lunes, 20 de abril de 2009

Entrevista al poeta chileno Diego Ramírez Gajardo


Por Augusto Rodríguez

Diego Ramírez Gajardo (Antofagasta, 1982) Egresado de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad ARCIS. Publica su primer libro de poesía "El Baile de Los Niños". (El Temple ediciones.) a fines del 2005. Además ha publicado de forma colectiva "Relamido" (2000) y "Corazoncito / Noche" (2002) en coautoría con Gladys Gonzalez. Aparece en las antologías de cuento "Tras la Puerta" (Ergo Sum, 2001), "Relato Virtual" (Sudamericana, 2001); también en las antologías de poesía "Desencanto Personal", reescritura del Canto General de Pablo Neruda (Cuarto Propio, 2003), "(Sic)" (Valente, 2004), "Cantares: Nuevas Voces de la Poesía Chilena", selección de Raúl Zurita (LOM, 2004) "Cuatro Cuartetos: I. Cuatro Poetas Recientes de Chile" (Black & Vermelho, Buenos Aires, 2005). y "18 poetas Latinoamericanos" Selección de Harold Alva. Editorial Signo. (Lima. Peru, 2006). Ha participado en los talleres literarios de Pía Barros, Carmen Berenguer, Pedro Lemebel, Sergio Parra y Malú Urriola, además de la Zona de Contacto de El Mercurio. Ha participado de diversos encuentros de poesia como el Encuentro Latinoamericano de Poesía joven "Poquita Fe" Santiago de Chile (2004-2006), el Encuentro de poesía de mujeres del Cono sur "Con Rimel" Coquimbo, Chile (2006) y el Encuentro de poesía Latinoamericana "Salida al mar" Bs. Aires - Argentina, el año 2005, y el año 2006, gracias al financiamiento de una beca de la DIRAC. Actualmente dirige los Talleres Literarios Moda y Pueblo. A los 17 años obtuvo el Primer Premio en los Juegos Literarios Gabriela Mistral (1999) y en el IV Concurso de Cuentos DuocUC (1999). Ha recibido las becas Gabriel & Mary Mustakis a Jóvenes Talentos (2001 y 2002) para creación poética e instalación de arte; la beca del Consejo del Libro y la Lectura para Escritores Nóveles por la obra poética "Tristes Bastardos" (2003), la beca de la Biblioteca Nacional (2003), la beca de la Fundación Pablo Neruda (2004) y de Creación Literaria del Consejo del Libro y la Lectura para terminar su proyecto poético "Mi Delito" (2005) y recibió una Beca de Fomento para la Creacion Literaria del Ministerio de Cultura de Chile, por el libro de poesia inédito "Mistrala" (2007).

1-Diego, ¿cuándo y por qué empiezas a escribir poesía?

Empecé muy joven, quizás a los 12 años, pero ya mas serio como a los 15 años en talleres literarios, tuve la suerte de formar parte de un centro cultural Balmaceda 1215 que realizaba talleres gratuitos, donde pude relacionarme con una serie de escritores muy importantes para mi proceso de formación, con ellos además de acércame a la poesía y a ciertos autores también me vincule con un grupo de poetas jóvenes que eran parte de los mismos talleres, creo que también un paso importante fueron los concursos literarios que me dieron cierta formalidad a mi trabajo, el a ver recibido mi primer premio a los 17 años por un concurso de la municipalidad de Santiago de Chile, me significo valorar mas esto y darme cuenta que tan mal no lo hacia y que al menos podía recibir un incentivo económico que me ha permitido durante este tiempo entender que esto demás de una necesidad puede ser un trabajo, entonces también tomarlo con la seriedad y el oficio que requiere.

2-¿Qué poetas son tus referentes y cuáles son tus autores de cabecera?

Creo que partí con el recorrido clásico de los malditos, los Beat y termino con cierta escritura chilena de la generación de los ochenta, pero si tuviera que mencionar cierto mapa literario, mencionaría dos obras que me parecen fundamentales para cualquier persona que se inicia en el ejercicio del escribir, pienso en Una temporada en el infierno y Rayuela de Julio Cortázar y a eso iría agregando autores de cabecera, esos que nunca he dejado de leer y que cada vierto tiempo vuelvo siempre a ellos, como Virginia Woolf, Simone de Beauvoir, Reinaldo Arenas, Néstor Perlongher, Diamela Eltit, Ginsberg, Faulkner y así varios otros.

3-En una sociedad chilena que todavía sigue siendo "cartucha" y muy regida por la iglesia católica, tu poesía no debe ser bien recibida, ¿Es así? ¿Cómo ves el panorama chileno-poético actual?

Si, puede ser, en realidad hay ciertas segmentaciones que molestan y que son muy chilenas, el decirnos "el poeta marginal", el del discurso minoritario, lo de la poesía Queer y todas esas cosas que uno no entiende porque en realidad están lejos de tu forma de amar, de sentir o de mirar tu país que es lo que al menos a mí me hace escribir. Todas esas categorizaciones tienen que ver con el neoliberalismo patrocinado por la academia y el canon masculino literario en Chile, que necesita clasificarte, relegarte al cajón de las rarezas para respetarte pero de lejos, así como una discriminación vedada, peligrosamente democrática. Entonces se acepta pero de lejos, muy lejos, sin embargo uno trata de moverse en ciertos lugares, hacer alianzas con estrategias de escrituras mas cercanas a uno, igual las cosas han cambiado un poco pero peligrosamente, estos discurso de la diferencia se han hecho discursos masivos, vendidos, consumidos por estrategias de mercado, por ejemplo hablo de las estéticas urbanas, las tribus urbanas era un tema que yo quizás trabajaba cuando muy pocos en Chile sabían que existían, ahora ya es un tema televisivo, ahora son parte del mercado, en las grandes tiendas se vende esa ropa y esas estéticas que antes eran huérfanas y pérdidas. Personalmente creo que si mi poesía ha sido bien recibida, ha sido siempre desde esa distancia, esa rareza que a veces gusta, es cierto, pero también da mucho miedo. Hasta han aparecido algunos señores que (creen) que escriben, que se atreven a decir que por instalar una escritura de género estas mas considerado que ellos, eso es no entender nada de la vida, es no tener lecturas, es casi una falta de respeto, a esas noche en que algún neo nazi me golpeo en la calle, o me gritan maricón en algún lado, a mi, a mis compañeros de baile, y mis amigos poetas cercanos a estas escrituras. Entonces es como que te invitan pero no, es como que te tiene que mencionar pero solo un poco, yo creo que lo que pasa con estas escrituras es que no pueden negarlas pero no saben que hacer con ellas, ojala las pusieran en la ultima pieza de la casa nacional, y esa pieza a mi me gusta, no me molesta, porque tiene que ver con tu vida, con lo que te pasa, con la sobre vivencia, con tu manera de querer, con tu biografía, no puedes pedir mas que eso, la ultima pieza oscura de la casa.

4-Tu poesía se nutre de una gran gama de imaginarios sociales, idiomáticos, políticos, culturales muy diversos ¿qué me puedes decir al respecto sobre tu propia poética?

Yo creo que tiene que ver con el neoliberalismo salvaje, con estos cuerpos como collage de estéticas, pintadas, tatuadas, miles de referentes, colores, estéticas. Eso es lo que veo en mis calles, en las plazas donde tengo algún romance, o en los lugares donde voy a bailar, desde ahí esta mi relación con ese lugar del que soy testigo, esas rebeldías a mi parecen latentes, esos ruidos, esas extrañas metáforas de rebeldía, dolor, abandono, y hablo de un grupo casi adolescente que me sorprende mucho y que siento que están haciendo cosas hermosas y siniestras en Chile el ultimo tiempo, hay un grupo de jóvenes que ha llevado al limite su cuerpo, su sexualidad, y han matado a sus padres, a las escuelas, se han tomado todos los colegios de Chile, han incendiado el país cuando algo no les gusta, son tantas cosas que a mi me parece imposible no escribir de eso, mi contexto es tan fuerte, tan intenso que siempre esta latente en mi poesía, siempre me han gustado los borrones, lo sucio, lo mal hecho, el desborde, las marcas, entonces me interesan esos cruces culturales, esos quiebre sociales, la belleza de esas minorías, esos territorios son los que a mi me interesan.

5-Sé que tienes inédito el libro Mistrala, ¿qué me puedes decir de este libro?

Es un libro donde trato de experimentar en formato y lenguaje, quise rescatar la cita de lo femenino pero afeminando el apellido Mistral, a partir de eso citarla, pero también en ella, la poeta Nóbel, citar también ciertos lugares olvidados y perdidos. También tiene un cruce biográfico que no puedo dejar de escribir. Pero es un trabajo que estoy en proceso de escritura, hay cosas que aun no defino del todo, pero tiene que ver con el trabajo del cuerpo, un cuerpo castigado y lacerado, desde lo biográfico, desde la cita a la escritura de mujeres como lugar de complicidad, y también con el referente político de los jóvenes de hoy que agraden y torturan sus cuerpos con piercing, con tatuajes y con esas hermosas estéticas del dolor que para mi metaforizan lo que pasa en el país, ese abandono que esta presente en una nueva generación sin padres, con madres histéricas y con un discurso político huérfano, es decir cuantas calles mas vamos a incendiar si ya esta muerto el Dictador, entonces cambian las luchas, pero también esta la memoria, el recuerdo, la necesidad de seguir incendiando las mismas calles para que no se olvide nada de lo que paso en chile con su dictadura criminal, me parece que es un texto muy intimo por lo corporal, pero también muy político por esas evidencias, esas marcas que nos deja un poco la historia, la estéticas, lo domestico, las madres, todo de alguna manera.

6-Sé que diriges los talleres literarios Moda y Pueblo y El Arte de la Resistencia en el centro cultural Balmaceda 1215, ¿qué me puedes decir al respecto?

El trabajo en talleres literarios es muy importante para mi, ha significado conocer nuevas voces que tiene una potencia maravillosa, es alucinante presentarle por primera ver escrituras con que los chicos tiemblan de amor de rabia o de rebeldía, es hermoso poder leerles por primera vez el Aullido de Ginsberg, o hacerlo escribir su propia Cuarto Propio citando a la Woolf, o invitarlo a tomarse la ciudad, hacer una acción de arte o acción de amor o como se llame; y verlos que se permiten la posibilidad de ser revolucionarios y frágiles todo eso es muy lindo, inventamos una editorial que se llama Moda y Pueblo, el nombre es una cita a un disco de Fito Páez, y que sirve para darle a la escritura ese gesto romántico y estético y a la vez independiente, hacemos libros objetos, diseñados por nosotros, los fotocopiamos, los armamos todos, y somos absolutamente felices, lejos de todo mercado editorial, esos riesgos son importantes, a mí me han permitido mucho, he aprendido mucho de ellos, me encanta saber que se esta formando algo muy potente con adolescentes y jóvenes que traen un discurso impresionante, tiene una fuerza envidiable, y el trabajo de taller es para mí es muy serio, yo no creo en los talleres literarios como una instancia para juntarse con amigos a hablar de literatura, y creo que esa seriedad da los resultados que busco, yo cada clase enseño un autor y una técnica los hago ejercitar, escribir, corregir, y así se van armando voces hermosas. Hay chicos que me han sorprendido mucho, ahora hay un grupo de alumnos que esta armando sus propios libros cada uno, y nuestra colección de poesía se llama Decoración para dueñas de casa como una cita de complicidad con lo femenino y con esos lugares donde jamás podría entrar la literatura.

7-He escuchado en numerosas ocasiones de que supuestamente la poesía solo la leen y la consumen los mismos poetas, ¿crees que es así? ¿Cómo crear mecanismos para que la poesía llegue a otros sectores de la sociedad, pero sin que pierda su parte radical o subversiva?

Si, en realidad nos leemos entre nosotros, yo no creo mucho en esa democratización del arte, a veces se vuelve un poco aburrido, un poco mediocre he visto discursos culturales muy abiertos, muy patrocinados por ese arte para todos que nunca será tan así, no se trata de elite, se trata de sensibilidad, en ese sentido los libros llegan a los lectores que deben llegar a mi no me aterra que me lean un par de personas y nadie mas. Me aterraría mas ser objeto de consumo social, la poesía es subversiva desde siempre porque el acto de escribir lo es, por lo mismo a veces uno cae en panfletos y esas cosas, no se, quizás estoy equivocado, pero no me gusta mucho el discurso tan abierto, he visto lugares donde se supone que hay mucha poesía, pero toda es muy mala, y es por eso, hay gente que escribe y que no tiene que decir, hay tantos chicos escribiendo para que la mamá se sienta orgullosa, o para enamorar novias, es un acto pre fabricado, hay mucha poesía decorativa.

8-¿Actualmente en qué proyectos literarios estás?

En estos momentos estoy preparando la re edición del libro Brian el nombre de mi país en llamas, un libro que auto edite el año pasado y que tengo la posibilidad de volver a publicar en una Editorial mas grande acá en Chile. Esto me permitirá mover un poco mas el libro, el gran problema de las auto ediciones que a mi me parecen heroicas, es precisamente la difusión cuesta mucho mover los libros, y creo que Brian, mi librito merece leerse un poco más. También armando antologías, unas lecturas, a veces uno necesita juntarse con amigos, leerse, y quererse que es un poco parecido, quizás.


de "Corazoncito /noche" (2002)
YO PODRIA SER TU FRIDA
Yo podría ser tu Frida
Porque me dejo el pequeño resto de púber / pelillo todo femenino / barbilla toda de machito / descuidada en mi labio superior
Yo podría ser tu Frida
Y someterme, toda postergada a tu sonrisa para dejarte instalado el retrato de familia con los hijos que no tendremos
Yo podría ser tu Frida
Y vestirme con traje de caballero para que puedes unir cada pedacito ceniciento de mi pelo / Y llevarte en el pensamiento / Y dejar tus sueños arriba de la cama, como la muerte / como tu cuerpo
Yo podría ser tu Frida
Para perforarme las orejas, para sellarme la columna con tu metálica entrecruzada de piernas, y dejarme hambrienta de Rivera, arrebatada de india / híbrida para la noche
Yo podría ser tu Frida
Y declararme las tristezas en el pelo (me lo borras, anudado, reconvertido, me armo trenza desperdicio)
Yo podría ser tu Frida
Y llevarte a compartir la oralidad en los lugares públicos donde nos encontramos casi siempre y dejarte aniquilado, perdido/ arrinconado de besos sucios, para escribirte como si no nos conociéramos
Yo podría ser tu Frida
Porque me tienes esperándote, para atravesarme con lo que me queda de tu cuerpo / metal / sangrando / surcado / como marca.
de Cariñoniñomio (2007)
II
Bellos y desamparados en medio del mito inaugural de las
masturbaciones afectivas, el desmonte y el acople de la larga
separación carnal, y yo soy el único responsable de esa imagen.
Y el dolor parecía una película que no vimos, en la felpa rosada
y angosta que se cuela por tus manos cremosas y tus bocas cansadas.
Ahí estábamos, jugando a ser novios nuevos y lastimar
a los otros que quieren bailar con nosotros,
y a pesar de lo delicado que te salen los abrazos,
a pesar del desencanto y la burla, estas felizmente discriminada,
rechazada por la ropa y mi maltrato.
Muerto de miedo, despacito, siempre despacito,
te llevo a bailar donde alguna vez me dejaron solo.
Te llevo a todas las partes de mi vida del antes que te conociera
y ese antes de conocerte se vuelve siempre tan terrible de pensarte
en el pasado detenido a ese inicio sin mi
ahora de lejos te veo crecer y bailar en la rutina mortuoria
de otros cuerpos ofreciendo poemas sin terminar
Ahora te veo la cicatriz del abuso que te gusta tanto
sobre marcar como victima
para que te quieran mas,
todas estas las abandonadas del continente.

No hay comentarios: