sábado, 31 de diciembre de 2011

El Quirófano Ediciones en el año 2011


El Quirófano Ediciones publicó 10 libros en este año 2011. Destacamos la novela Las ardillas del Orden Enano de Luis Alberto Bravo, La mujer de Helio de nuestra poeta (ahora ausente) Dina Bellrham (Primera Mención de Honor del Premio Nacional de Poesía Jorge Carrera Andrade 2011), Escapando de la caverna de Platón de Andrés López Rodríguez (Premio Nacional de Poesía Joven Ileana Espinel Cedeño 2010) que se presentará a principios de enero del 2012. Simulacro de vuelo de María Fernanda Campos o El sueño de las mariposas de Raquel González, entre otros libros. También destacamos la publicación de varias antologías: Imaginarios, Efecto secundario, Cajita de música, Palabras para abrir un mundo o Apartar lo blanco de la luz que contribuyen a difundir la nueva poesía ecuatoriana en nuestro país y en el mundo. A pesar de que digan que la poesía no vende, no se lee, que no tiene espacio; podemos dar fe de que no es así. Por ahora, preparamos tres nuevos libros para principios del 2012. ¡Feliz año 2012!

martes, 29 de noviembre de 2011

El poeta ecuatoriano Augusto Rodríguez dará lecturas de su poesía en Francia





El poeta, narrador, editor y catedrático Augusto Rodríguez (Guayaquil, 1979) presentará desde el 1 al 12 de diciembre en Francia la primera antología ecuatoriana en edición bilingüe español-francés Apartar lo blanco de la luz, 33 poetas ecuatorianos del siglo XXI que es co-autor junto al catedrático y poeta Ramiro Oviedo radicado en dicho país. Están previstas cinco intervenciones en compañía del traductor Rèmy Durand en las universidades de Lille, Boulogne y París-Nanterre, así como un Toulon y París, tanto para presentar la antología y efectuar lecturas y encuentros con los jóvenes universitarios y el público asistente. Además presentará los libros de El Quirófano Ediciones y sus últimos libros. Estas presentaciones y lecturas se dan dentro del marco del Coloquio: Francia-Ecuador: miradas cruzadas.



sábado, 26 de noviembre de 2011

Del otro lado de la ventana de Augusto Rodríguez ganó el Premio Nacional Joaquín Gallegos Lara de cuento 2011



El libro Del otro lado de la ventana de nuestro poeta, narrador y editor de El Quirófano, Augusto Rodríguez ganó el Premio Nacional Joaquín Gallegos Lara 2011 en cuento. Mejor libro de cuentos publicado en el Ecuador de este año que otorga el Municipio de Quito. Y el poemario La mujer de Helio (El Quirófano Ediciones) de nuestra amiga poeta y hermana, ahora ausente, Dina Bellrham ganó la Primera mención del Jorge Carrera Andrade 2011 de poesía. Estamos muy felices por las dos noticias!

lunes, 14 de noviembre de 2011

IV Festival Internacional de Poesía Joven IEC 2011



Se viene...el IV Festival Internacional de Poesía Joven IEC 2011...cuatros días de fotografía, danza, teatro, música, libros y buena poesía...España, Argentina, Perú, México, Venezuela y Ecuador... no se lo pierdan!!!

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Dina Bellrham, una luz que nos estremece


Por Augusto Rodríguez


A Dina Bellrham (Edelina Adriana Beltrán Ramos) Milagro, Ecuador, 1984-2011, la conocí en el año 2007 por un amigo del colectivo que me recomendó leerla. Ella nos conocía y nos venía siguiendo la pista. Le dije que la invite a una reunión. La invitó. Llegó un día y nos leyó algunos poemas. Desde ese momento sabía que estábamos ante una poeta distinta, interesante, real, pero que debía pulir más sus trabajos y su estilo. Lo hizo poco a poco. Posteriormente formó parte del grupo cultural Buseta de Papel. Fue una estudiante de Medicina. Ganó la Primera Mención del Concurso de Poesía Ileana Espinel Cedeño 2008. Publicó dos poemarios: Con plexo de culpa, Allpamanda Editores, Quito 2008. La mujer de Helio, Quirófano Ediciones, Guayaquil 2011 y tengo en mis manos su último poemario inédito: Je suis malade (que ya habíamos hablado para publicarlo en el 2012 y así lo haré). Presenté su primer libro. Publiqué su segundo. Sacaré su tercer libro, y junto a otros poetas, espero publicar un libro que recoja toda su producción poética, inclusive sus cartas. Decir a estas alturas que hemos perdido a una de las mejores poetas de este país (es casi un lugar común) y sobre todo porque pocos entienden en verdad esta afirmación (este país nunca lo entenderá). Una de las pocas poetas que al leerla nos estremece, nos muestra otro mapa mental, otra sensibilidad. Siempre creí que Dina Bellrham nos hablaba desde un castillo lejano, distante, con una prosa poética y una libertad creativa (onírica, surrealista a ratos, experimental) que rompía los tristes moldes de la poesía ecuatoriana y los lanzaba en pedazos al infinito. Hemos perdido a una luz natural, a una gran amiga. Y yo, he perdido a una verdadera hermana. A continuación les adjunto algunos de sus poemas inéditos:

fugacidades

El cuerpo se acuerda de un amor como encender la lámpara.

Alejandra Pizarnik.

Las muertes momentáneas se escabullen en los retretes mientras gasto mi sexta uña. Vos golpeas horizontal tu disnea y el tiempo pasa por ti como los trenes del sur: marchitos. Yo soy el vacío devorado por polillas y espectros, soy más que eso, soy el repetido roer de los baúles abandonados en los áticos. Me aman vestida pues mi fachada produce náuseas y lágrimas, elevar mis piernas y gritar, elevar mis piernas y romperme en miles de voces. Los besos en la boca cuestan veinte dólares y me estoy quedando sin monedas. Qué difícil parar las llamas cuando el incendio lleva años transitando en las misma llagas. Meretriz. Soy tu meretriz de cartera, y siempre termino en el baño suplicando muerte a mi reflejo. Las sonrisas se disocian cuando caen las cutículas. Prendo otro dedo, roncas y absorbes las paredes. El vacío resbala a mis pies. Hacernos los cuerdos no conviene cuando las lágrimas nos tiemblan en los ojos, cuajadas, estacionadas. Por eso nunca encendemos las luces, para que los amores no aparezcan cual fantasmas suplicando abrir sus tumbas.

la insensible

la insensible

jamás nutrió el bonsái

que habitaba en su ojo

descubrió que abrir las piernas

era más fácil que abrir los brazos

por eso revienta sus grifos

y enciende sus cuernos.

la insensible

mató la cuna y los pezones del hambre

nació columpio

y pronto se deshizo de los niños,

amarla es irrumpir el silencio de las piedras.

la insensible

por insensible dejará huérfana su sombra.

romperá su voz de lluvia

para olvidar la melancolía de los dientes.

la insensible transita en su diástole,

como su padre hecho ovillo

en alguna botella fermentada de espinas.

importa poco su esqueleto fútil

y la jauría carcomiendo los retratos.

la insensible prefirió arrancar sus oídos

a los relámpagos en su pecho.


tratado de la realidad


era mi rodilla el bastón hambriento de polillas,

precaria, trémula, descansada de iglesias,

porque mi realidad cuando pasó

era sólo una sospecha…

las luciérnagas no necesitan interruptores

ni faros que guíen su caída al abismo;

mi lluvia suicidó la lumbre y los espejos.

porque mi realidad siempre venía

absorta y enredada en camillas blancas.

era mi sonrisa la oreja de Van Gogh

en un florero de mi estancia,

reía luego de las visitas y los tentempiés;

porque mi rostro era una simulación

de edificios y autos estacionados,

porque el mar no es mar

sin mis huesos atados como madrépora en el fondo,

porque el amor no es amor

desde que muero por costumbre ilícita

y me resucitan por limosna en los barcos.

era falda y dedo gangrenado al filo de la luna

alimentaba a los peces del dios mudo y ahorcado,

del dios que parió panes en un cuento de ogros;

porque mi fe se cayó con los dientes de leche,

y en el sudor de un niño en el semáforo en rojo.

era una muñeca de porcelana con afeites de tulipanes,

pero otras muñecas rompieron sus rieles,

porque mi realidad cuando pasó

era una sospecha

roja, cancerígena,

mundana


síndrome del miembro fantasma


lo bello de un pie gangrenado

es su ausencia en la tierra;

por eso los ojos se van al pasto

y maduran como naranjos.

el cuerpo estorba

apreta

no entra

en el vientre de los sorbetes

ni en la estufa de mi abuela,

por eso amo mis pies lilas

cubiertos de hormigas


perífrasis del poema


Es claro que éste es el poema gobernante, prolífico.

Pero mi tortuga está hambrienta. Quisiera rozar mi dedo índice en su cabeza, que sencillamente me la imagino viscosa como sus patas traseras; todas mis fobias se concentran en unos besos hasta que mi boca queda plisada en el vidrio donde la observo, y mi mano cuenta escudos en su caparazón: mi tortuga se eleva, y pienso que ama tanto mis dedos en sus placas que le he provocado un orgasmo.

Todo mi cuerpo se concentra en el poema que va a nacer. Lúdico, y mi cerebro se llena de cabezas de penes; debería masturbarme antes de escribir. La tierna, muda, pug, de ojos intranquilos, que me recuerdan a alguien que una vez me cortó algo, está extrañada; mi cuerpo es violento, mi mano baja y atrapa una ola, hasta que es arrastrada al fondo y pierde los dedos. Mi vejiga está hinchada que debo correr con el short junto a los pies y mi perra espera en la puerta del baño, cuando realmente no alcanzo a verla; se rompen otras olas: mi mascota me parece una fotografía vidriosa.

Me vuelve el poema, que debo, es obvio, hay que escribir, todas las ideas están metidas en los pulmones; pero la flema se ha movido, no sé si está, o se fue en la ola, o se quedaron prendidas en el filo de uno de mis vellos púbicos, o está en medio de la uña, junto con estreptococos, cuando bajó mi mano. He cocinado mis pies dos horas en la tina, mi rostro es un anciano en el espejo, pero los senos siguen erectos, rosados como las vulvas de las nenas en aquellas maternidades donde sus nombres están escritos tan bellamente, mientras sus familias las miran desde el vidrio, y plisan sus manos, además de sus bocas.

De lo desnudo que estaba mi reflejo ahora tiene medias de colores azules y verdes haciendo cuadros, hay dos centímetros de piel hasta llegar a una licra, la chompa blanca es amplia que podría entrar un librero o una nube. El poema reposa en mi saliva, y estoy otoñal. Yo misma soy hija, y tengo dos hijos, la niña duerme en el piso, almohada y osito del tamaño de ella, no puedo abrazarla, tan finísima, entra en mi cuello, si pudiera contarle fábulas… es muda, no habla como el otro, oscuro como la noche. Mi amiga me pregunta si escribo poemas, en este instante ─ella es la liebre─, olvida su antigüedad que perdemos tiempo presentándonos continuamente. Miento. Le he dicho que el poema es magnífico, y vuelve a su etereidad: el asesino aparece en escena apenas dos amantes terminan una buena actuación coital. Reímos hasta que nuestra columna se curva, me duele exageradamente el diafragma que recuerdo que no hay poema.

los amorosos anónimos

Ser la cazadora de los unicornios en los cuentos donde los castillos apenas se reconocen o son fosas donde descansan los sapos que jamás se convertirán en príncipes, ni siquiera en hamacas en donde reposar mis voces maniatadas es vicioso, cancerígeno. Todos quieren dos piernas abiertas en el desayuno y espaldas nutridas de llanto para no recordar los rostros. Queremos zapatos de fiestas y huellas descalzas para transitar en casa sin que ningún reflejo o timbre nos moleste en los paseos oníricos, queremos andar solos y acompañados cuando la entrepierna murmura como esquizofrénico en plena escena idílica. El reloj nos gana la carrera siempre, y ya es tarde cuando no nos reconocemos en las fotos del bautizo del hijo del mejor amigo, ni en el carnet de secundaria, cuando éramos embriones, ebriamente felices. Yo he lamido heridas ajenas sólo por asegurarme una bufanda en tiempos gélidos, aunque iba ahorcando la esperanza y los amores con besos de niños. Crecemos y se nos mueren las alas. Nos hacemos mundo y giramos pretéritos, insanos. Yo me he vuelto el dragón de los cuentos, pero ya me cansa eso de buscar escondites en cuerpos vacuos que sólo desgastan sus pasos en sábanas y noches mustias. Me cansé de los amorosos anónimos y sus lapsus de primaveras.

encenderme

Acostumbrada a reposar en los ceniceros y en las cloacas. Eso de encenderme la luz del velador en media pesadilla es atroz. Desnuda me anuncio tumba para asustar a los príncipes y me vuelvo a esconder en las hojas de Alejandra: su silencio es perpetuo, como el gas de la estufa cuando lo dejas hambriento queriendo que pase lo atemporal. Que me traguen los árboles otoñales, las sillas de ruedas, el purgatorio; que me secuestre Cerbero en su uña ponzoñosa; que se mueran esas alevillas que renacen las úlceras. Todo el miedo lo he bebido en una danza de falanges, estacionadas como fiestas de diabéticos crónicos. Rompen mi ventana los picos de pájaros relámpagos, de pájaros sonrisas, de pájaros murmullos. Incrédula, hasta de mí reflejo que me rasguña tiempos de arena y cocteles. Es difícil acercarse a la humanidad cuando hueles con impotencia las flores que vienen a regalarte cada mañana en tu lápida.

viernes, 28 de octubre de 2011

Dina Bellrham (Milagro 1984-2011)





Ayer, en la ciudad de Guayaquil falleció la poeta Dina Bellrham, integrante del grupo cultural Buseta de papel. Hace pocos meses atrás publicó con nuestra editorial, su libro La mujer de Helio. Poemario intenso, provocador y hermoso. El Ecuador ha perdido a una de sus mejores y más intensas poetas. El Quirófano Ediciones y el taller El Quirófano se unen para decir: te extrañaremos mucho querida amiga. Hasta siempre.



martes, 25 de octubre de 2011

Lanzamiento de La otra, La misma de Dios de Aleyda Quevedo Rojas


Fecha: Viernes 28 de octubre 2011
Hora: 19:00
Lugar: Sala Galo Galecio del Centro Cultural Simón Bolívar del MAAC
FIL de Guayaquil 2011

martes, 6 de septiembre de 2011

Lanzamiento de La mujer de Helio de Dina Bellrham




El Quirófano Ediciones presenta el poemario La mujer de Helio de la poeta milagreña Dina Bellrham en el Auditorio de la Alianza Francesa de Guayaquil el día jueves 8 de septiembre del presente año. Habrá música experimental en vivo y performance. Presentarán el libro la poeta Siomara España y el escritor Augusto Rodríguez (editor) a las 19:30. Entrada libre. Los esperamos.


lunes, 5 de septiembre de 2011

El Quirófano Ediciones en la UPS





Hoy, lectura poética y presentación de los libros de El Quirófano Ediciones en la UPS, Salón Azul a las 20:00. Mañana, presentación de el libro (españo-árabe) Las islas vírgenes de tu cuerpo del escritor y docente Augusto Rodríguez en la Aula Magna a las 19:00. Habrá música en vivo y danza árabe. Estos eventos están dentro del marco de la Semana de la Comunicación que organiza la Facultad de Comunicación Social de la UPS. Los esperamos.

martes, 30 de agosto de 2011

Mañana, lanzamiento de Simulacro de vuelo de María Fernanda Campos



Mañana, miércoles 31 de agosto, El Quirófano Ediciones presenta el poemario Simulacro de vuelo de la joven poeta guayaquileña María Fernanda Campos en la Alianza Francesa de Guayaquil a las 19:30. Presentará el libro el poeta Fernando Cazón Vera y la escritora Solange Rodríguez. Habrá música en vivo y teatro. Entrada libre. Los esperamos.

miércoles, 24 de agosto de 2011

Hoy, lanzamiento de El sueño de las mariposas de Raquel González




Hoy, El Quirófano Ediciones presenta el poemario El sueño de las mariposas de la poeta guayaquileña Raquel González en el Auditorio de la Alianza Francesa de Guayaquil. La presentación del libro estará a cargo de la poeta Laura Nieves y del escritor Augusto Rodríguez (editor). Entrada gratuita. Los esperamos.



lunes, 15 de agosto de 2011

Lanzamiento de libros de Augusto Rodríguez en la UPS




El libro de cuentos Del otro lado de la ventana y el poemario Voy hacia mi cuerpo del escritor, poeta, periodista, editor y docente guayaquileño Augusto Rodríguez, en conjunto con el Centro de Investigación de la Teoría de la Comunicación de la Escuela Guayaquileña (C. I. T. C. E. G.) de la Carrera de Comunicación Social de la UPS, sede Guayaquil como corolario de la Apertura del Área de Lenguaje y Literatura y Ediciones Altazor y Ediciones Letras en Llamas de Perú, presentarán los libros el miércoles 17 en el Aula Magna de la UPS a las 19:30. Hará la presentación el Director de Carrera Lic. Patricio Rosas. Entrada libre.





martes, 9 de agosto de 2011

Del otro lado de la ventana, nuevo libro de Augusto Rodríguez



Del otro lado de la ventana ya circula y es el primer libro de cuentos del escritor, editor y poeta Augusto Rodríguez. Este libro se presentó en el mes de julio en la FIL de Lima, 2011 y salió bajo el sello de Ediciones Altazor de Lima, Perú. Se presentará oficialmente en la ciudad de Guayaquil, el miércoles 17 de agosto a las 19:30 en el Aula Magna de la UPS. En la contraportada del libro se lee: El escritor ecuatoriano Augusto Rodríguez es conocido en su país como un incansable gestor cultural, periodista y docente. Como uno de los poetas más importantes y valiosos de la nueva poesía ecuatoriana. Como editor de la revista y de las Ediciones del Quirófano pero ahora se muestra como narrador. Del otro lado de la ventana nos ofrece tres narraciones distintas. Cuentos extraños, complejos, diferentes. O podríamos decir nouvelles. ¿Quién se esconde del otro lado de la ventana? ¿Quiénes son los personajes de estas historias? ¿Qué se esconde en una piscina? ¿La llaga sigue abierta? ¿Quién es el dueño de la fiesta? Estoy seguro que es lo mejor que he escrito. Tal vez pienso así porque lo escribí con la certeza de que por primera vez había logrado percibir lo que realmente se veía del otro lado de la ventana, nos dice una cita del libro. El escritor chileno Antonio Skármeta nos confiesa: Aquí está Augusto Rodríguez: Rápido y maldito, chispeante y justiciero, sensible y escéptico, fatalista y pop, más comunicativo que una web y puentes trasatlánticos, enérgico y de ternura solapada, pero sobre todo, original y fresco. Un escritor ecuatoriano para leer de mañana, como un café fuerte que nos deja levitando todo el día. El novelista ecuatoriano Santiago Páez afirma: Estas narraciones de Augusto Rodríguez son eso: registros de la atrocidad del mundo, descarnadas visiones del cosmos en que transita, entre humorístico y desencatado, el narrador (...) Hay mucho en este libro, historias bellas y sobrecogedoras, y hay en él, sobre todo, lucidez.

lunes, 8 de agosto de 2011

Rafael Díaz Icaza, Premio Eugenio Espejo 2011





Hemos recibido con mucha alegría la noticia del premio al poeta guayaquileño Rafael Díaz Icaza. Hemos continuamente abogado (desde el 2007 o antes) y hemos propuesto su nombre en varios espacios impresos y en eventos públicos. Y al fin, se ha hecho justicia. El gran poeta Rafael Díaz Icaza es uno de nuestros escritores más completos y uno de nuestras voces más fundamentales y verdaderas. Junto a importantes artistas como Luigi Stornaiolo o Guillermo Ayoví "Papá Roncón". Estos premios Espejos están en las mejores manos. Este premio Espejo lo celebramos como nuestro porque Rafael Díaz Icaza es parte del consejo editorial de nuestra revista El Quirófano. Salud.




sábado, 6 de agosto de 2011

Kafka y El cuaderno de K de Augusto Rodríguez (Ediciones Altazor, Lima, Perú, 2011)

KAFKA

El cuaderno de K

Augusto Rodríguez

La vida íntima de Gregorio Samsa

(Las transformaciones)

Carlos Calderón Fajardo

Refl exiones sobre el pecado, el sufrimiento,

la esperanza y el verdadero camino

Franz Kafka

NOTA INTRODUCTORIA

¿SE LEEN LO CLÁSICOS? ¿Son importantes? ¿Cómo hacerlos atractivos y recuperarlos para el imaginario actual? La colección “Rescatando a los clásicos” se crea para rendir homenaje a los Clásicos Vivos, para no olvidarlos y acercarlos al gran público. Lo hacemos a través del rescate de obras poco conocidas que pensamos son motivadoras. Nos interesan aquellos clásicos que siguen influyendo a los creadores contemporáneos, autores inmortales que continúan siendo inquietantes, intransferibles, provocadores e insuperables. Aquellos cuya obra con los años crece en lugar de apagarse, cuyas formas de escribir no han envejecido y su fuerza imaginativa continúa estimulando. Las obras de estos clásicos renovaron la literatura, y su visión del mundo abrió el universo a nuevos sentidos y lo sigue haciendo.


En cada volumen el texto de un clásico irá acompañado de contenidos creativos inspirados y motivados por el autor o las obras del que se celebra. El primer volumen está dedicado a Franz Kafka, el genio de Praga es un escritor infinito. La importancia de su obra, de su visión originalísima, la peculiaridad de su vida, hizo de él un adelantado entre los avanzados, quizás el más original de los clásicos modernos. Siendo esta una colección de rescates, presentamos en primer lugar 109 aforismos de Kafka que su amigo Max Brod publicó bajo el título de Reflexiones sobre el pecado, el sufrimiento, la esperanza y el verdadero camino. En ninguna obra está más explícitamente planteada la visión kafkiana que en esta nueva traducción del texto poco conocido. Consideramos que los anteriores son interpretaciones con las que no estamos de acuerdo, y proponemos una lectura distinta, más ajustada al texto alemán; pues esas traducciones se caracterizan por un castellano peninsular probablemente pensadas en un lector español, en un lenguaje ahora algo ya envejecido. La que proponemos ahora se trata de una traducción alternativa más acorde con un lector latinoamericano.

Completan este volumen dos novelas cortas. La vida íntima de Gregorio Samsa. (Las transformaciones) nouvelle de mi autoría que se ubicó entre las cuatro finalistas del Concurso Juan Rulfo de novela corta, Radio France, París, 2007, entre 600 novelas concursantes, y El cuaderno de K del joven escritor guayaquileño Augusto Rodríguez. Para el escritor argentino Jorge Luis Borges La metamorfosis —de la que es personaje Gregorio Samsa, quien una mañana amaneció transformado en un monstruoso insecto—, representaba uno de los puntos más altos de la narrativa universal, y a su vez Milán Kundera nos recuerda que los kafkólogos han formulado 148 interpretaciones de esta novela. Cuando en 1915 se estaba preparando la primera edición de La metamorfosis, Kafka le escribe una carta al editor Kurt Wolf en la que le manifestaba su alarma ante la posibilidad de que el ilustrador de la carátula representara de algún modo al insecto que protagoniza la narración. Escribe Kafka en esa carta: “En la posibilidad de que Ottomar Starke desee dibujar al mismísimo insecto ¡No, por favor! El insecto mismo no debe ser dibujado”. En este mismo sentido La vida íntima de Gregorio Samsa, como se verá, no es la historia de un hombre que se transforma en un insecto. Es una novela sobre el tema de las “las transformaciones” que de Ovidio a Stevenson y Kafka es un tema recurrente en la literatura universal. Elías Canetti en El otro proceso no solo establece el carácter “modélico” de La metamorfosis si no de la vida misma de su autor. Esto es lo que está a la base de El cuaderno de K de Augusto Rodríguez que fabulando algunos momentos de la vida de Kafka, a la vez que inventando fragmentos de su existencia incursiona en la biografía inventada creando una novela real de K trabajo que significó para este joven escritor ecuatoriano una fantástica aventura de aprendizaje. Si bien el Biopic es un género cinematográfico (“Biografi cal picture”) una biografía de un personaje universal llevada al cine, la novela de Rodríguez, publicada en este volumen, es un biopic muy original sobre la vida de Franz Kafka.


Carlos Calderón Fajardo

Lima, 2011