Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2007

La poesía de Augusto Rodríguez*

Por Fernando Nieto Cadena

Hace un año, más o menos, al revisar por internet los diarios de Ecuador, me enteré que en Guayaquil había un grupo de escritores jóvenes que realizaba una serie de eventos para darse a conocer. Después, por culpa de Fernando Itúrburu, inicié diversos contactos con algunos de los integrantes de Buseta de papel, sobre todo con Augusto Rodríguez y un poco menos con Miguel Antonio Chávez.Hace unos meses Augusto me pasa un archivo con su poemario Cantos contra un dinosaurio ebrio, que leí como si se tratara de reconstruir unos cuantos puentes levadizos entre aquellos que fuimos y seguimos siendo y quienes ahora son y buscan ser y hacer mucho más de lo que nosotros pudimos, no quisimos o supimos hacer.La primera lectura me condujo a un callejón sin salida por lo que debí repasar y releer con menos calentura emocional el poemario para pretender un acercamiento con algún grado de certeza que, sin dejar la subjetividad de lado, rozara lo objetivo para disimular eso qu…

Las falsas actitudes del agua de Andrea Cabel*

PorRaúl Zurita
Las falsas actitudes del agua de Andrea Cabel es uno de los libros más reveladores de la reciente poesía latinoamericana. Su rigor, su sentido de la estructura, su indagación en las formas, hacen que esta obra escape a lo que usualmente se entiende por poemario, una colección de poemas más o menos afines, para constituirse en cambio en un texto donde el notable conjunto produce un efecto, un golpe total, que no es exactamente la suma de sus partes. Es esa conciencia del libro como un todo lo que primero sorprende de Las falsas actitudes del agua y que lo separa radicalmente de toneladas de poesía que persisten en la gastada estética de los poemas aislados. Un libro que es entonces una indagación en las zonas más expuestas y abiertas de la poesía hoy y que no se resigna a reiterar lo sabido. Es en ese sentido que el libro de Andrea Cabel se sitúa en la frontera de la poesía que los nuevos jóvenes vienen abriendo hoy. Lo mejor de ellos nos muestra obras hondamente situadas…

Cantos contra un dinosaurio ebrio o todos los animales

Ya está circulando el nuevo poemario de Augusto Rodríguez denominado Cantos contra un dinosaurio ebrio. Cuarto libro de su autor con que cierra el cuarteto de todos los animales. Antes fueron Mientras ella mata mosquitos, Animales salvajes y La bestia que me habita.

Cantos contra un dinosaurio ebrio en el año 2005 obtuvo una Mención de Honor en el V Concurso Nacional de Poesía “César Dávila Andrade”. Siendo jurado en ese entonces: el crítico chileno Dr. Gilberto Triviños (presidente) y los poetas ecuatorianos Edwin Madrid y Cristóbal Zapata.

Este nuevo poemario de Rodríguez ha sido publicado por la Editorial La Garúa, de Barcelona, España. Cuenta con un prólogo del reconocido escritor y poeta ecuatoriano Fernando Nieto Cadena, radicado en México. La Editorial La Garúa es una Editorial Española que se especializa en Poesía. Entre sus últimos libros publicados se encuentran a importantísimos escritores españoles como Leopoldo María Panero, Màrius Sampere, Ana Isabel Conejo y la poeta fran…

La poesía irreverente de Eduardo Morán

(Guayaquil, 1957) Ha publicado los poemarios: Muchacho majadero, No pudimos mirarla de manera distinta, Los lugares maliciosos. En su poesía se respira la ironía, el sarcasmo y sobre todo el humor. Su obra poética es a ratos desconocida para una gran mayoría de lectores, pero Morán es sin duda, uno de nuestros poetas más valiosos.CARTA A DIOSPadre nuestro que andas entre nubes,si no tengo ni un centavopara ir este domingo al partido de Barcelona y Emelec,ni una casa con garaje,ni amigos con dinero,ni nada, será porque tú no lo quierespero me voy al diablo cuando puedo,como si tú no existieras.Vengo a buscarte pelea, ¿sabes?Y si te enfurecesconviérteme en sapo o en lo que quieras. No hay problema.Padre nuestro que estás en los cielosdecididamenteno eres más que un farsante.Nosotros aquí,de plantón todavía esperándotey de ti ni los truenos.MUCHACHO MAJADEROCon premeditación y alevosíadesde hace quince inviernosyo tengo unas emputadas ganas de joderfabricadas a mi mediday llevo los perfe…

Historia verdadera de Hojas de Hierba en Visor

PorEdwin Madrid
A propósito de la nota HOJAS DE HIERBA DE FRANCISCO ALEXANDER aparecida en www.vivito.blogspot.comque dirige el ecuatoriano Víctor Vallejo desde Zürich-Suiza, en la que cuenta el agasajo que tuvimos en el Café Jijón de Madrid, con ocasión del recibimiento del Premio de Poesía Casa de América, y la clara alusión que hace sobre dónde, cómo y por qué, el editor de Visor se interesó en la publicación de la traducción de Hojas de hierba de Francisco Alexander, puedo aportar lo siguiente: El último día de febrero, me llegó la impecable edición de Hojas de hierba que publicó la Colección Visor de Poesía en su Serie Maior. Estoy tan contento de tenerla entre mis manos porque creía que era un libro que tal vez nunca lo volvería a ver. Y, además, porque como mencioné en el pequeño prólogo que escribí para la edición de Tu bata flotante de seda roja y oro (2002):“Algún momento se le tendrá que hacer un justo reconocimiento a Francisco Alexander y a su admirable obra de traductor …

INBOX

Por Juan Fernando Andrade(1)
Ese soy yo. Estoy sentado a tu lado sobre un círculo forrado en terciopelo color naranja. Estoy llevándome el pico del frasco a la boca. Tragando cerveza. Sin saborear, con prisa, como lo harían un bebedor amateur o un borrachín consagrado. El cuerpo inflado de la botella está envuelto en una servilleta que no impide el ligero entumecimiento de mi mano. Nos acaban de presentar. Tú eres la mejor amiga de alguien. Raro que la gente siga teniendo mejores amigos. Me dijeron que no tienes novio. Luego me aclararon que acabas de romper con tu novio de toda la vida. Tienes cara de no haber estado soltera nunca o casi nunca. Tenemos amigos en común, pero eso no asegura nada. Hace un rato me viste allá arriba, haciendo eso para lo que me invitaron a esta disco que ahora me está volviendo loco. La música se puso terrible, tan alta y tan meneo-de-caderas-hasta-abajo. Prefiero no mirar. Pongo la botella sobre la barra, me acerco a tu oído, me convenzo de que hueles bie…

La poesía está de luto*

Por Siomara EspañaHan pasado ya varios días desde que recibí la infausta noticia y aún me es imposible reponerme de su muerte. Es apenas una Niña decía yo, una Nenita dijo Carmen Váscones, pero a pesar de serlo, se fue, se fue llevando todo su dolor a cuestas y dejando un vacío en decenas de corazones saturados de mil preguntas fracasadas.Talentosa, talentosa sí, algunos lo entenderán tarde - siempre sucede- pero esas almas que pasan como un soplo, como un halo de luz son casi siempre imposibles de entender en toda su magnificencia. Carolina Patiño se fue dejado huellas, pocas pero al fin y al cabo hondas huellas; con su existencia y su trabajo poético, apenas un libro, pero segura estoy que vendrán un par mas, libros póstumos, que quienes la quisimos, sentimos y conocimos estamos en la obligación de llevar a la luz. Un día martes hace 88 años se dijo: Ha muerto Medardo Ángel Silva uno de los más jóvenes poetas guayaquileños (22 años) Ahora los poetas guayaquileños decimos: un día mar…

Carolina: amor y muerte*

Por José Guerra Castillo

El 24 de julio fui invitado por el Centro Ecuatoriano Norteamericano a la Feria del Libro en el palacio de Cristal, para exponer ante un numeroso grupo de jóvenes, la importancia de la lectura. Al finalizar mi larga intervención en la que inicialmente declaré que yo era un total autodidacta, pues por extraña circunstancia de haberse casado mi madre viuda con un ex exiliado peruano que luego fue “embajador itinerante” viajando de un país a otro de Europa desde que contaba con seis años, mi única profesora fue mi madre quien fue una gran poetisa y periodista, y en mi hogar ambulante yo aprendí a leer, pues era imposible entrar a una escuela, ya que íbamos como el judío errante, de Francia a Italia, de Italia a Bélgica, Portugal, España, donde me escapé de mi casa y me uní a una tribu de gitanos, que a punta de golpes me enseñaron a bailar flamenco y como tenía una buena voz, luego aprendí a cantar y entré a una compañía infantil “Liliput”, donde interpretaba zarz…

“Vírgenes” y lo IN

Por Carolina PatiñoRecuerdo cuando estaba en sexto curso, lugar donde no hay secretos y lo obvio está al alcance de todos. La situación era la siguiente: Teníamos en el curso a uno de esos típicos adolescentes- adultos-enfermos con la pornografía, cada día llegaba con historias de un nuevo video, uno más raro que el otro, uno con mujeres y caballos, hasta con niños, con muertos, con afroamericanos, vírgenes y con hermafroditas que estaba muy de moda según él. Un día fue una sexóloga (una monja) y entre todo su blablablá hizo una pregunta interesante: ¿Quién de ustedes es virgen? Lo que me tomó por sorpresay lo que me dejó atónita aún más fue ver a todas las alumnas de quinto curso alzar las manos. De mi paralelo pocas alzaron la mano, para mí ya fue un alivio ver ese gesto de sinceridad (con la reputa-ción que tenían algunas, no todas claro) pero con las que ya no lo éramos, tuvimos para mofarnos un rato. Otro día se me ocurrió hablarle a la amiga de la novia del chico en una de las s…

Adiós Carolina (1987-2007)

Se fue nuestra amiga, nuestra poeta Carolina Patiño Dueñas, que además fue una destacada columnista y directora de comunicación y ventas de esta revista, El Quirófano. Qué nimias quedan las palabras cuando uno quisiera expresar la magnitud de una pérdida irreparable....

A la literatura le dejó un poemario, Atrapada en las costillas de Adán (donde plasmó sin temor la intensidad del erotismo, de la crudeza del desencanto, y su amor por la poesía como forma de expresión vital), a los que fuimos sus amigos, nos deja una inmensa tristeza, pero también su espontaneidad, su humor, su encanto y tantas otras vivencias.
Olvidarla será imposible, sus huellas aún están frescas por todos los lados de nuestros corazones. Paz en su tumba.