Ir al contenido principal

Libros ecuatorianos del 2009



Por Augusto Rodríguez

Pienso que el año 2009 fue un año desigual, comparado a otros años, con respecto a la literatura ecuatoriana. Es muy difícil enumerar los libros leídos. Pero menciono algunas gratas lecturas: La antología Mordiendo el frío y otros poemas del poeta quiteño Edwin Madrid, Isadora de la poeta quiteña Rocío Soria R., Limalla Babélica del poeta y ensayista quiteño César Eduardo Carrión, Maleta de mano del poeta radicado en Francia, Ramiro Oviedo; el poemario Construcción del vacío del poeta y ensayista Juan Secaira, El libro del barrio del investigador y poeta guayaquileño Fernando Iturburu, Trayecto cero (ganadores del I concurso de poesía) del Taller Cultural Retorno.

Bloody city del poeta manabita Alexis Cuzme, el libro de cuentos El aullido de las moscas del joven narrador y fotógrafo guayaquileño José Núñez del Arco, Qué risa, todos lloraban del narrador Huilo Ruales; Ahí los vidrios de Alfredo Pérez Bermúdez, la antología poética de la fallecida poeta guayaquileña Carolina Patiño y la importante antología publicada en Estados Unidos, Tapestry of the Sun (an Anthology of Ecuadorian Poetry) editado por el poeta guayaquileño Fernando Iturburu y el traductor norteamericano Alexis Levitin.

Acaban de ser publicados el último poemario de la poeta guayaquileña Carolina Portaluppi, una novela de la narradora guayaquileña Carolina Andrade o la primera novela del narrador manabita Juan Fernando Andrade, entre otros libros. Bienvenido año 2010.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los muertos siempre regresan del escritor Augusto Rodríguez

El Apocalipsis (todo incluido) de Juan Villoro

El Apocalipsis (todo incluido) de Juan Villoro

La poesía de Rodrigo Pesántez Rodas

Hacer pocos días en la ciudad de Quito, se presentó en la colección Poesía Junta (CCE, 2008) la antología del poeta, catedrático, ensayista y difusor cultural Rodrigo Pesántez Rodas (Azogues, provincia del Cañar 1937) Es doctor en Filosofía y Letras por la Universidad de Guayaquil donde ejerce la cátedra de Estilística y Literatura Ecuatoriana en la Facultad de Letras. Ha dictado cursos sobre literatura en prestigiosas Universidades Norteamericanas. Ha publicado: El espantajo y el río, Jugando a la pájara pinta, Los silencios del bosque, Atando cabos, Viñas de Orfeo, entre otros libros. Su obra poética es a ratos desconocida, pero sin duda, merece ser más leída y difundida a nivel nacional.


La dulce furia

A veces tengo ganas
de que cruces a pie
mi sangre.
Que dejes en la orilla
tu ropa y la vergüenza.
Que te sumerjas
desnuda
hasta tocarme
el hueso
y el aliento.
Que te bañes así,
cojas mis peces
y en el ombligo lleves
como un collar
la furia
de mis dientes.


Indisciplina

Con este mismo cráneo
que se viste …