martes, 9 de agosto de 2011

Del otro lado de la ventana, nuevo libro de Augusto Rodríguez



Del otro lado de la ventana ya circula y es el primer libro de cuentos del escritor, editor y poeta Augusto Rodríguez. Este libro se presentó en el mes de julio en la FIL de Lima, 2011 y salió bajo el sello de Ediciones Altazor de Lima, Perú. Se presentará oficialmente en la ciudad de Guayaquil, el miércoles 17 de agosto a las 19:30 en el Aula Magna de la UPS. En la contraportada del libro se lee: El escritor ecuatoriano Augusto Rodríguez es conocido en su país como un incansable gestor cultural, periodista y docente. Como uno de los poetas más importantes y valiosos de la nueva poesía ecuatoriana. Como editor de la revista y de las Ediciones del Quirófano pero ahora se muestra como narrador. Del otro lado de la ventana nos ofrece tres narraciones distintas. Cuentos extraños, complejos, diferentes. O podríamos decir nouvelles. ¿Quién se esconde del otro lado de la ventana? ¿Quiénes son los personajes de estas historias? ¿Qué se esconde en una piscina? ¿La llaga sigue abierta? ¿Quién es el dueño de la fiesta? Estoy seguro que es lo mejor que he escrito. Tal vez pienso así porque lo escribí con la certeza de que por primera vez había logrado percibir lo que realmente se veía del otro lado de la ventana, nos dice una cita del libro. El escritor chileno Antonio Skármeta nos confiesa: Aquí está Augusto Rodríguez: Rápido y maldito, chispeante y justiciero, sensible y escéptico, fatalista y pop, más comunicativo que una web y puentes trasatlánticos, enérgico y de ternura solapada, pero sobre todo, original y fresco. Un escritor ecuatoriano para leer de mañana, como un café fuerte que nos deja levitando todo el día. El novelista ecuatoriano Santiago Páez afirma: Estas narraciones de Augusto Rodríguez son eso: registros de la atrocidad del mundo, descarnadas visiones del cosmos en que transita, entre humorístico y desencatado, el narrador (...) Hay mucho en este libro, historias bellas y sobrecogedoras, y hay en él, sobre todo, lucidez.

No hay comentarios: