Ir al contenido principal

Carolina Patiño, un año después


Hoy recordamos un año de la partida de nuestra amiga, la poeta Carolina Patiño. Qué mejor manera de hacerlo que con poesía. Rodrigo Carrasco, integrante de Buseta de papel, le dedicó este escrito. Los integrantes de la revista El Quirófano muestran su sentir a través de estas líneas del querido Rodo.
El péndulo más hermoso del mundo

Para Carolina, a un año de su partida
Hoy todo me parece gris
Tal vez no debí salir de la cama hoy,
Debe ser porque pensé otra vez en ti
Mientras tomaba una ducha.
Te volví a escuchar, más bien a sentir,
incluso olí tu perfume y defitivamente oí tu risa burlona.
Golpeabas la puerta , ya sabes cuánto lo odiaba,
la puerta del baño se abrió
Pero no había nadie cuando salí a verte.
De pronto mis muñecas lloraron lágrimas rojas
y recordé que por 20 minutos fuíste
el péndulo más hermoso del mundo
Y durante ese tiempotodo se congeló.
Las aves dejaron de volar
Los bebés dejaron de llorar,
Los Conejos saltaron al vacío
Los niños perdidos, por fin lloraron.
Las madres muertas tomaron
de la mano a sus hijas abandonadas.
Y desperté de este trance
Cuando abrí los ojos
Y un eclipse de dolor cambió mi vida para siempre
cuando te vi ahorcada, colgando de la lámpara
Desnuda y sola
Como me siento hoy sin ti.
Mis muñecas lloran lágrimas rojas
Y el dolor de mis heridas me limpia
Porque nada te cura mejor el dolor del alma
Que el dolor del cuerpo.
Y las cicatrices que quedan te recuerdan
Que no solo hay
sobrevivientes de accidentes aéreos
o de naufragios
Sino de personas que se fueron
Pero por siempre te marcaron.
RODO

Comentarios

RObin ha dicho que…
HOla como están amigos de El quirófano... solo para decirles que este aporte da inicio a una vida donde la cultura toma la posta...
felicidades...
Un abrazo...

Entradas populares de este blog

Los muertos siempre regresan del escritor Augusto Rodríguez

“Pirata viejo” de Santiago Páez

PorAugusto Rodríguez
Prolífico novelista
La primera vez que escuché y supe sobre la existencia de este autor ecuatoriano fue a través de sus cuentos de ciencia ficción del libro Profundoen la galaxia, donde un muy animado y estimado profesor y posteriormente amigo llamado Erwin Buendía (+) -tal vez uno de sus mejores lectores- nos narraba en un curso especial sobre ciencia ficción ecuatoriana e internacional, las peripecias de estos relatos. Sobre sus alcances, sus búsquedas y aciertos, y como de algun modo u otro, Santiago Páez (Quito, 1958), era ya un autor de culto y de incesantes lecturas en pequeños grupos de lectores alrededor del país. Desde ese entonces siempre tuve curiosidad por saber y por conocer un poco más sobre la literatura y la vida de este autor ecuatoriano tan enigmático. Ya al conocerlo posteriormente me doy cuenta que estamos a un gran escritor pero humilde y trabajador; un hombre sin poses, sin máscaras y sin “laureles” estúpidos, tan clásicos en nuestro país. A Sa…

Una nueva era de El Quirófano Ediciones

Hemos publicado cerca de cien libros. Ahora arrancamos con una nueva imagen y diseño. Publicaremos nuevamente lo mejor de lo anterior junto a novedades. Se viene una nueva era.