Ir al contenido principal

Poeta guayaquileño Augusto Rodríguez presentó sus libros en Quito


El miércoles pasado, en el Centro Cultural Benjamín Carrión, el poeta guayaquileño Augusto Rodríguez (28 años), presentó sus libros ‘Matar a la bestia’ (México) y ‘Cantos contra un dinosaurio ebrio’ (España). Las personas ingresaron y también el frío de la noche.
Xavier Michelena encuentra en Rodríguez innovación del lenguaje y versos nada convencionales. Bruno Sáenz presentó ‘Matar a la bestia’ e Iván Oñate analizó ‘Cantos contra un dinosaurio ebrio’. Oñate además de comentar el libro, reflexionó sobre qué es la poesía: “Es subversiva, está para decirnos que hay otros mundos, rompe con la realidad…Tratar de conceptualizarla es esclavizarla al enemigo”.
En los versos de Rodríguez, dijo, encontró una pregunta sobre cómo confirmarse, cómo identificarse. El autor, según Oñate, lo hace mediante el pecado, los excesos, los vicios. Mediante el rencor.
Tanto Sáenz como Oñate subrayaron el diálogo entre Rodríguez y su padre muerto: “Mi padre murió en invierno/solo sé que al fin descansó en la estrecha/ cama de todos los días”. “Merezco ser la enfermedad que te está matando”. “Padre/ bastante tengo con ser yo/ para encima cargar tu cruz”. Sáenz reconoció en Rodríguez a un promotor de su voz y de otras que intentan ingresar en la literatura ecuatoriana.
En el lanzamiento, también mostró al público la revista El Quirófano y el poemario póstumo de Carolina Patiño, ‘Te suicida’. En el texto de la poeta, fallecida tempranamente el 2007 a los 20 años, se leen versos como estos: “Creen que estoy rota/ pues lo estoy/ como esa muñeca de porcelana/ a la que le arranqué los ojos”.

(Fuente: Diario Comercio)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los muertos siempre regresan del escritor Augusto Rodríguez

“Pirata viejo” de Santiago Páez

PorAugusto Rodríguez
Prolífico novelista
La primera vez que escuché y supe sobre la existencia de este autor ecuatoriano fue a través de sus cuentos de ciencia ficción del libro Profundoen la galaxia, donde un muy animado y estimado profesor y posteriormente amigo llamado Erwin Buendía (+) -tal vez uno de sus mejores lectores- nos narraba en un curso especial sobre ciencia ficción ecuatoriana e internacional, las peripecias de estos relatos. Sobre sus alcances, sus búsquedas y aciertos, y como de algun modo u otro, Santiago Páez (Quito, 1958), era ya un autor de culto y de incesantes lecturas en pequeños grupos de lectores alrededor del país. Desde ese entonces siempre tuve curiosidad por saber y por conocer un poco más sobre la literatura y la vida de este autor ecuatoriano tan enigmático. Ya al conocerlo posteriormente me doy cuenta que estamos a un gran escritor pero humilde y trabajador; un hombre sin poses, sin máscaras y sin “laureles” estúpidos, tan clásicos en nuestro país. A Sa…

Una nueva era de El Quirófano Ediciones

Hemos publicado cerca de cien libros. Ahora arrancamos con una nueva imagen y diseño. Publicaremos nuevamente lo mejor de lo anterior junto a novedades. Se viene una nueva era.