Ir al contenido principal

Hoy empieza la Expolibro 2009, primeras novedades


Hoy empieza la Expolibro 2009, Feria Internacional del Libro en Ecuador. Hay muchas actividades, presentaciones de libros, conversatorios que merecen atención y público. Como primer evento interesante está la presentación de la ópera prima de José Núñez del Arco, El aullido de las moscas, del narrador del grupo cultural Buseta de papel y fotógrafo de la revista El Quirófano, este sábado 11, de 16:00-1700, en la urna Sur "Ángel F. Rojas". El lunes se presentan el libro Soledumbre de Pedro Gil de la editorial Mar adentro, Urna Norte "Demetrio Aguilera Malta", 16:00-17:00 y el libro Cajita de música sin bailarina incluida, Quinto Poemario Binacional Peruano-Ecuatoriano - de Gabriela Briceño y Augusto Rodríguez - Consulado General del Perú, Urna Sur "Ángel F. Rojas", de 19:00-20:00; faltan muchas actividades más, que iremos dando a conocer en estos días. Los esperamos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los muertos siempre regresan del escritor Augusto Rodríguez

El Apocalipsis (todo incluido) de Juan Villoro

El Apocalipsis (todo incluido) de Juan Villoro

La poesía de Rodrigo Pesántez Rodas

Hacer pocos días en la ciudad de Quito, se presentó en la colección Poesía Junta (CCE, 2008) la antología del poeta, catedrático, ensayista y difusor cultural Rodrigo Pesántez Rodas (Azogues, provincia del Cañar 1937) Es doctor en Filosofía y Letras por la Universidad de Guayaquil donde ejerce la cátedra de Estilística y Literatura Ecuatoriana en la Facultad de Letras. Ha dictado cursos sobre literatura en prestigiosas Universidades Norteamericanas. Ha publicado: El espantajo y el río, Jugando a la pájara pinta, Los silencios del bosque, Atando cabos, Viñas de Orfeo, entre otros libros. Su obra poética es a ratos desconocida, pero sin duda, merece ser más leída y difundida a nivel nacional.


La dulce furia

A veces tengo ganas
de que cruces a pie
mi sangre.
Que dejes en la orilla
tu ropa y la vergüenza.
Que te sumerjas
desnuda
hasta tocarme
el hueso
y el aliento.
Que te bañes así,
cojas mis peces
y en el ombligo lleves
como un collar
la furia
de mis dientes.


Indisciplina

Con este mismo cráneo
que se viste …