lunes, 31 de diciembre de 2012

Feliz año 2013



Este año el Quirófano Ediciones publicó 16 nuevos poemarios. Y para el 2013 se vienen más libros. El Quirófano Ediciones les desea a todos sus lectores un año lleno de libros, paz, libertad, poesía, amor y amistad. ¡Feliz año 2013!

viernes, 28 de diciembre de 2012

Cuando todos se vayan del gran poeta chileno Jorge Teillier


Y como broche de oro y para los fanáticos de la poesía chilena, el Quirófano Ediciones presenta el cuarto poemario que publicará antes que termine el 2012. Se denomina Cuando todos se vayan del fallecido poeta chileno Jorge Teillier. Breve antología poética de uno de los poetas chilenos más importantes del siglo XX. Se presentará oficialmente a principios del 2013. Nuestro agradecimiento mayor a los hijos de Jorge: Sebastián y Carolina. Seguimos.

Jorge Teiller
fue un poeta oriundo de Chile, nacido en el año 1935 y fallecido en 1996. Su ascendencia francesa combinada con una crianza en contacto con la tierra y las tradiciones, así como la funesta coincidencia de sus primeros años de vida con la segunda guerra mundial, hicieron de Teiller una persona consciente de los problemas sociales y muy atento a su sensibilidad y la de quienes lo rodeaban. Comenzó a escribir desde pequeño, aunque la narrativa fue el primer género que cultivó, y recién en su adolescencia se atrevió a componer sus primeros versos. No esperó a acabar sus estudios para difundir su obra a través de diarios y revistas de su región. Resulta de gran importancia su ensayo titulado "Los poetas de los lares", que encabezó una corriente poética que giraba entorno a la nostalgia como punto de inspiración. Teiller contribuyó notablemente con la literatura chilena y su trabajo fue premiado en muchas ocasiones. Entre sus poemarios publicados, encontramos "Para ángeles y gorriones", "Poemas del País de Nunca Jamás", "Para un pueblo fantasma" y "En el mudo corazón del bosque".

jueves, 27 de diciembre de 2012

Ana Frank no puede ver la luna del poeta español Pablo Méndez


El Quirófano Ediciones presenta el tercer poemario que publicará antes que termine el 2012. Se denomina Ana Frank no puede ver la luna del poeta español Pablo Méndez. Poemario reflexivo, breve y conmovedor. Se presentará oficialmente junto a su autor para el 2013. Seguimos.

Pablo Méndez nació en Madrid en 1975. Con sólo diecinueve años publica su primer libro de poesía Una flecha hacia la nada (Ed. Libertarias). Antes de esto, en 1993, co-dirige la revista Madinat Al-Zhara, y publica una colección de poemas en las Publicaciones de la Librería Anticuaria El Guadalhorce, al cuidado del conocido editor Ángel Caffarena, titulado Palabras de aire. Durante esos meses colabora con poemas en varias revistas, como POEMAS, Los Cuadernos del Sornabique, La Luna, Tiempo de Poesía, El Díptico... En febrero de 1994 organiza el Homenaje a Albert Camus que con motivo de la publicación de El primer hombre, realiza la Embajada de Francia y el Instituto Francés en Madrid, participan Ángel Guinda y Ray Loriga. En 1995 organiza el Homenaje de Jóvenes Poetas a Gloria Fuertes, en el Fnac de Madrid, y publica el cuaderno Memoria de poesía (Col. Ondina) donde recoge poemas de los dos libros anteriores. En abril de 1996 publica su libro Barrio sin luz (Ed. Vitruvio). Dirige el Espacio de Arte Pradillo, y la revista de literatura El Desván. Es incluido en la antología Poesía Ultimísima, de Basilio Rodríguez Cañada (Ed. Libertarias), y en Poesía Española de ahora, de Joaquim Manuel Magalhaes, en edición bilingüe español/portugués. Tres poemas de Barrio sin luz aparecen traducidos al Inglés en la revista Poetry, traducidos por Lawrence Brown. Empieza a colaborar en varios medios escritos, donde hace crítica literaria y artículos de opinión, algunas de esas revistas son Plácet, La noche de Madrid, El Magazine, Ciudad Lineal, El foro en vivo. En 1998 recibe la beca Dorothy Parker, de la prestigiosa fundación neoyorquina, y publica Patio Interior (Ed. Biblioteca Nueva). Es incluido en la antología Milenio, de Basilio Rodríguez (Ed. Celeste) y en Pasar la página, de Manuel Rico y Diego Jesús Jiménez (Ed. Reloj de arena).
Durante la primavera del año 2000 publica el ensayo Lo que aprendí de Gloria Fuertes (Ed. Nostrum) donde cuenta con la colaboración de escritores como José Hierro, Antonio Gala, Mills Fox Edgerton. En el mes de Julio participa en la creación de la Asociación Colegial de Poetas, y en diciembre del mismo año publica Una canción de navidad en el año 2000 (Ed. Nostrum) una adaptación del cuento del escritor inglés Charles Dickens, con ilustraciones de Pepa Limeres. En abril de 2001, viaja a EEUU invitado por la universidad Bucknell, donde ofrece una conferencia sobre la joven poesía española y una lectura de su obra poética. En mayo del 2001 es incluido en la antología La Voz y la Escritura, prologada por Miguel Losada (Ed. Comunidad de Madrid y la O.N.C.E). En 2003 publica su primera novela, Guerra de brujas, que obtiene una buena acogida, y está siendo traducida al italiano y al inglés. Amplia sus colaboraciones en radio, especialmente en el programa de Onda Madrid, La sal de la vida, donde hace una revisión semanal de los libros más interesantes. En el mismo año 2003, organiza el libro de poesía, Poemas contra la guerra (1873-1973), una antología con los poetas más destacados del siglo XX, que tratan el horror y la tragedia de la guerra, forman parte de esa antología poetas como César Vallejo, Jorge Guillén, Dámaso Alonso, Vicente Aleixandre, Benedetti, Allen Ginsberg, Goytisolo, Caballero Bonald... En el 2004, reedita su libro Cadena perpetua, con la inclusión de un nuevo libro de poesía, titulado, La soledad del corredor de fondo y también con la publicación de algunos textos de Hotelpalabras. Es traducido al moldavo, y sus poemas aparecen en la revista Contrafort, traducidos por el poeta Ion Renita. En el 2005, publica Taller de poesía, (Ed. Nostrum), una novela que trata sobre la poesía española del siglo XX, donde se incluyen fotografías y poemas de los autores más destacados. En 2006 Taller de poesía empieza a ser recomendado por institutos y colegios al mismo tiempo algunos talleres de poesía lo utilizan como manual para sus cursos y clases. En 2007 el Ministerio de Cultura lo incluye entre las lecturas recomendadas. En 2006 publica su último libro de poesía, Alcalá blues (Ed. Vitruvio), y su poema Niña y otoño se publica en la antología, Los cien mejores poemas del siglo XX, de José Emilio Salazar y publicada por Ediciones Contemplativas. Ese mismo año participa en el libro, Las letras, un homenaje de la ciudad de Cartagena a la poeta Carmen Conde. En 2007 se publica la antología Girl and autmn, una selección de poemas traducidos al inglés por Rikki Burn y Nathaniel Burny. Junto con el poeta y reconocido pintor, José María Carnero Montesinos, publica el ensayo, Marilyn desnuda, un extenso informe sobre la personalidad de la actriz a través de su escritura, estudiando mediante varios textos escritos cada etapa en la vida de una mujer tan extraordinaria, vuelve así a la grafología después de casi seis años de su primera publicación: Cinco escritores en el espejo de la escritura. Participa en el libro, Tributo a Serrat, que coordina Antonio Marín Albalate con otros escritores y artistas como Joaquín Sabina, Antonio Muñoz Molina, Luis Eduardo Aute, Alberto Cortez...En 2008 su poesía es comentada en el estupendo ensayo, Nuevas voces y viejas escuelas en la poesía española (1970-2005), de Juan Cano Ballesta (Ed. Atrio). La colección Poesía en las manos, a cargo de Juanjo Fernández Armero, reedita Alcalá blues, como número uno de su colección. En 2010 publica "Ana Frank no puede ver la luna" en ediciones Rilke y el libro es recomendado por la asiciación de editores de poesía. Mantiene sus colaboraciones semanales con Onda Madrid y publica el ensayo, Alba y ocaso del primer libro, un texto sobre el proceso de edición y creación del primer libro de autores como, Lorca, Alberti, Neruda, Miguel Hernández.
 

sábado, 15 de diciembre de 2012

Campos de Ciudad de la poeta chilena Marcela Saldaño



El Quirófano Ediciones presenta el segundo poemario que publicará antes que termine el 2012. Se denomina Campos de Ciudad (edición español- francés) de la poeta chilena Marcela Saldaño. Poemario intenso, de imágenes desafíantes y conmovedor. Se presentará oficialmente junto a su autora para fines de enero del 2013. La traductora del libro es la francesa Cecile Alice Jouannaux. Seguimos. 


Marcela Saldaño (Santiago de Chile, 1981) En el 2001 publica 2001 Poesía en el Espacio, proyecto ganador Premio Fundación Gabriel & Mary Mustakis / Balmaceda 1215, Editorial Lom, año 2001. En el 2002 publica Inclinación al Deseo y al Caos proyecto ganador del mismo premio, Ventrosa Editores, 2002. En el año 2004 participa de los libros Desencanto Personal, Mujeres al desnudo y Temporadas  de Balmaceda 1215, Editorial Cuarto Propio, 2004. En el año 2007 publica en Perú el libro Anomalías: cinco poetas chilenos, editorial Zignos, Perú, 2007. Ganadora del Premio Nacional de Poesía Eduardo Anguita de la I. Municipalidad de Linares año 2007, Chile. Publica Un ojo llamado cacería, editorial Piedra de Sol, 2009. El año 2009 participa de la publicación del taller de la cárcel de Rancagua, Boquitas de cereza, Editorial Alquimia, 2009. En el 2010 participa de El libro del Voyeur, compilación gráfica – escritural que reúne a 69 autores europeos y latinoamericanos, Ediciones del Viento, 2010, España. Sus poemas han sido bombardeados en Varsovia y Berlín por el proyecto Casagrande. Almaray producciones realizó el cortometraje “Un ojo llamado cacería”. Obtuvo la beca de creación literaria del Fondo del libro y prepara parte de la película Poética.mov. El año 2011 participa de Lof sitiado: Homenaje Poético al pueblo mapuche de Chile. Publica en enero del 2012 por Ediciones Corriente Alterna, Chile, el libro Campos de Ciudad.

martes, 11 de diciembre de 2012

El Quirófano Ediciones anuncia cuatro nuevos poemarios para el 2012


El Quirófano Ediciones anuncia la publicación de cuatro nuevos poemarios antes que acabe el 2012. El primero de ellos se denomina Donde termina la vanidad, primera antología de jóvenes poetas del colegio salesiano Domingo Comín. Selección y prólogo del escritor Augusto Rodríguez. Se vienen más novedades para el 2013. Seguimos.

jueves, 6 de diciembre de 2012

El Libro del cáncer de Augusto Rodríguez



Dividido en cinco segmentos y formando un solo cuerpo, como los dedos de una mano, el “Libro del cáncer” de Augusto Rodríguez se nos presenta como un todo fragmentado que establece sus códigos y actúa imantado a un único eje.

Ese eje circunscribe la búsqueda incesante de Rodríguez por la palabra poética, sus connotaciones y sugestiones, a través de imágenes de gran factura.

.../“Mis palabras son piedras nuevas en un lenguaje que nadie conoce”.../ dice el autor, en la primera parte, cuando las preguntas surgen en torno a una infancia deshabitada y en la que los objetos cotidianos se convierten en símbolos y metáforas de la memoria.

En una suerte de epopeya el poeta erige La ciudad del cáncer a la cual nada ofrece pues.../“solo invento fantasmas sentados en estas sillas que me narran sus mentiras”.../ y en la cual hace su homenaje a aquellos seres que ama y ubica en sus lecturas. Los autores elegidos son el pretexto para que surjan textos que crean la textura de la ciudad, sus reescrituras y en resumen sus semióticas, y en la que se confunden imágenes urbanas y la angustia del poeta.../ “a veces pienso que es un adelanto del infierno que me espera.../

Esa ciudad mítica que nos vio crecer y que llevamos plasmada para revelarnos un estado de alma.

Y es ese infierno convertido en holocausto que invade la memoria y que obliga al poeta a descifrar sus enigmas a través de lo erótico, cuando el pez del cuerpo de la poesía destella en estos versos:

“el pez de mis labios se sumerge en tu vientre se derrite en tus labios te asalta por la espalda se clava como la espada más temible se cruza en el aire en tu búsqueda te sigue las huellas en el agua te observa con sus ojos amarillos”

Fascinación, terror, ritmos propios, atrevidos, que fluyen a lo largo de todo el trabajo poético. Un trabajo que mantiene su energía y concentración lírica con la escritura como única remisión ante lo implacable cotidiano.

Y continúa esa indagación incesante en la paradoja de la última frontera cuando se transfigura en aseveración magnífica:

.../Todo el amor no basta como no basta la muerte para arrancar las visiones detrás de los ojos.../
Y es así como llegamos a la fiesta de los condenados que nos recuerda la raza maldita de Rimbaud a la cual pertenece, sin lugar a dudas, Augusto Rodríguez, en una orgía de imágenes que nos deleitan y cautivan:

.../ El arco iris de tu sangre se derrite en mis ojos, el invierno es un árbol que se divide en dos personas que se mueren de frío, un río se seca en los labios de esa anciana que se muere ahorcada, este libro se multiplica ante tus pupilas y se vuelve a multiplicar en infinitas imágenes.../

Y el poeta confirma:

... /En mi interior hay varias fiestas que danzan su propio baile en su propio tiempo y espacio.../

Poética pura, donde cada palabra es imprescindible. Labor de preciosismo y de imperiosa labor con el lenguaje, definitivamente el “Libro del cáncer” de Augusto Rodríguez es un deleite y una catarsis.


Catalina Sojos
Cuenca, Ecuador, 2011

miércoles, 5 de diciembre de 2012

El Libro del cáncer de Augusto Rodríguez

 
 
Novalis  pensaba que la salud solamente podía ser interesante para los científicos, en cambio la enfermedad era verdaderamente importante para los individuos y para el arte. Salud igual masa. Enfermedad sinónimo de individulidad, de distinción: era la ideología del romántico.
Sin embargo, entre todas las enfermedades, la verdaderamente emblemática de los románticos fue la tuberculosis. No olvidemos a Chopin, a Chejov, a poetas como John Keats o Edgar Allan Poe.
Mientras el tuberculoso podía ser un  héroe, un proscrito, o un poeta maldito, el enfermo de cáncer, no corrió la misma suerte. Susan Sontag en su talentoso libro “La enfermedad y sus metáforas” sostiene que el cáncer es considerado como una enfermedad de perdedores. Mientras el tuberculoso moría o se marginaba en la apoteosis de su mal emblemático, el canceroso hasta no hace mucho, tenía necesariamente que ocultarlo. Muy pocos saben del cáncer que acabó con Rimbaud, que castigó a Freud (según los mismos sicoanalistas) por haber reprimido sus instintos, o una severidad igual que terminó con Wittgenstein.
Tengo en mis manos “El libro del cáncer” de Augusto Rodríguez. Paradójicamente, de su conmovedora lectura, me ha salvado una enfermedad mayor que está más allá del dolor que nos ata a la enfermedad y sus metáforas, me refiero a esa enfermedad llamada TIEMPO.
En la primera parte de este libro, Augusto Rodríguez aquejado por los primeros síntomas de esta enfermedad llamada tiempo, se pregunta: “¿Qué habrá en el fondo de la infancia? Quiero irme de aquí pero no sé a qué hombre dejarle las llaves de mi cuerpo”.
Quizás uno de los dramas, una de las tragedias más sobrecogedoras que simbolizan nuestro tránsito por el mundo, sea el de Edipo. El del hijo que busca al asesino de su padre, sin sospechar que es él mismo el asesino. Tragedia mucho más sobrecogedora si investigamos la causa del porqué Edipo asesinó a su padre. El padre para el sicoanálisis significa lo que Lacan denomina la Ley. La aparición del padre separa al niño del cuerpo de la madre, y al hacerlo, relega sus deseos al campo subterráneo del inconsciente. En este sentido, la primera aparición de la Ley y el inicio del deseo inconsciente son simultáneos: sólo cuando el niño reconoce el tabú o prohibición simbolizados en el padre reprime su deseo culpable. Este deseo es, precisamente, lo que hace de nosotros poetas.
La originalidad de Lacan consistió en que reescribió este proceso Freudiano en función del lenguaje. Entonces, sin lugar a equivocarnos, podemos afirmar que nadie en el mundo mejor que un poeta para hablarnos de la enfermedad y sus metáforas. Del tiempo, sus lastimaduras y sus cicatrices. Pero también, nadie mejor que un poeta como Augusto Rodríguez, para decirnos que: “Toda la muerte no podrá destruir esta casa”.
 
Iván Oñate
Capelo, 1 de febrero del 2011