lunes, 3 de septiembre de 2007

Entrevista a Francisco “El Pájaro” Febres Cordero


“Los peores gobernantes son los que más
nos alimentan el humor”

Por Augusto Rodríguez

Es uno de los periodistas más leídos y queridos del país. Su humor político ha recorrido todo el Ecuador. Pues ha hecho reír a extraños y conocidos, amigos y enemigos sin importar partido o ideología política. Siempre será interesante saber un poco más de este singular periodista que muchos lo conocen simplemente como El Pájaro. Y bueno aquí algunos de sus acostumbrados aletazos.

1-Francisco, ¿cuándo empezó el amor al periodismo y a escribir sobre política?

El amor por el periodismo, en el colegio, donde lo descubrí a través de un rudimentario diario estudiantil. La política me interesó siempre y hasta ahora recuerdo que de niño escuchaba las sesiones del Congreso a través de la radio. Claro, eran otros tiempos, otros diputados, otros discursos. Y hasta la radio era distinta, porque no era a transistores.

2-¿Qué es para ti el humor? ¿Quiénes han sido tus grandes referentes a la hora de escribir con humor?

Es una manera de mirar la realidad con otros ojos. Descubrí el humor gracias a unos libros de una autora inglesa, Richmael Cromptom, que mi padre nos compraba a mi hermano y a mí. El personaje de esas obras era Guillermo Brown, un niño pelirrojo y maldito con quien me llegué a identificar (por lo de pelirrojo y por lo de maldito). Después, los cómics (todos) y escritores como Jardiel Poncela, dibujantes como Mingote y un largísimo etcétera que no solo pasa por la literatura sino también por el cine (Chaplin, Fernandel, Cantinflas). En el periodismo, desde Montalvo a los Picapiedra, como firmaban los columnistas del desaparecido diario El Tiempo. Y Álvaro de la Iglesia y Marco A. Almazán, y qué se yo…

3-Sabías que decenas (son innumerables) de abuelitas (entre ellas mi abuelita) recortan tus editoriales y los pegan en sus diarios o cuadernos y conversan sobre lo que escribes y gozan y se ríen a rabiar de tus ocurrencias en los editoriales del Universo ¿qué opinas de tus lectores(as)?

Que no es culpa mía. ¡Qué paciencia la de las abuelitas! Yo soy el primer sorprendido cuando encuentro que alguien me lee. Y, claro, a la sorpresa sigue la emoción. El problema ese presenta cuando me comentan mis artículos: una vez publicados, nunca más me acuerdo de ellos.

4-¿Qué me puedes decir de tu paso por el teatro?

Siempre amé el teatro, también desde niño. Como todo amante, he tenido conflictos, rompimientos, largas ausencias, olvidos, traiciones. Pero como en cualquier gran amor, la llama nunca se apaga…

5-El destacado artista George Febres fue tu primo, un ícono en el Sur de los EE. UU., pero acá pocos lo conocen ¿qué recuerdos tienes de él y qué me puedes decir sobre el artista, el hombre?

Nos separó no solo una distancia geográfica sino también de edad. Sin embargo, nos volvió a unir la vida y el parentesco se tornó en admiración cuando conocí de cerca su obra, que me deslumbró. George (para nosotros el Jorge) es quizás el único caso de un artista ecuatoriano con renombre internacional, casi absolutamente desconocido en el país. Creo que tengo una deuda con él y en algo la he pagado al haber contribuido para que su nombre y su creación estén ahora acercándose.

6-Posiblemente tu humor voló a grandes extremos en las presidencias de Bucaram y del dictócrata Gutiérrez ¿qué me puedes decir al respecto?

Que, dolorosamente, los peores gobernantes son los que más nos alimentan el humor. Por eso, desde aquí les agradezco. ¡Ojalá regrese el primero y el segundo vuelva por sus fueros presidenciales! ¡Cómo nos reiríamos al ver la manera en que el Ecuador se va a la mierda!

7-¿Qué opinión tienes del Gobierno del economista Rafael Correa? ¿Para dónde vamos con él? ¿Qué futuro nos espera?

Joven, bien intencionado, honesto, intemperante, excesivamente locuaz y confrontacional. Pero ¡cómo canta! Cuando grabe su primer CD te diré que futuro nos espera. Tal vez el Festival de Viña.

8-¿En qué proyectos se encuentra en la actualidad Francisco “El Pájaro” Febres Cordero?

En lo de siempre: el periodismo. Y eso ya es decir bastante. El Universo y la revista Mundo Diners ocupan casi todo mi tiempo. El que me resta lo dedico a pensar en esa tira, generalmente de cuero, que sujeta la cintura. Esas divagaciones son tan largas y tan complicadas, que me absorben porque no sé si nunca está muy floja o está muy ajustada.



No hay comentarios: