Ir al contenido principal

Reseña de la revista El Quirófano 4


Por Paolo Astorga
Revista Remolinos de Perú

Una vez más nos llega a nuestra redacción la audaz revista El Quirófano, editada por el poeta Augusto Rodríguez en la ciudad de Guayaquil, en esta su cuarta edición nos entrega abundante poesía, como por ejemplo la poesía de Carolina Patiño (Guayaquil, Ecuador 1987-2007), de la cual próximamente se editará un libro póstumo con sus poemas, donde el yo poético estarán presentes el dolor, la locura, la infancia y el suicidio.
También en este número podemos encontrar una intensa entrevista al poeta ecuatoriano Xavier Oquendo, un testimonial, sobre José Watanabe que lleva por título “José Watanabe y Yo” escrita por Aleyda Quevedo Rojas.
No podemos terminar esta breve reseña sin antes mencionar la muestra de poesía joven mexicana la cual nos hace contemplar la muy buena salud con la que se encuentra la poesía en el país de México en estos últimos tiempos.
Sin duda, El Quirófano, es una de esas publicaciones indispensables y excitantes, no sólo por su formato agradable, sino también por la audacia de sus artículos y gran valentía con la que nos sigue entregando sus letras.

http://es.geocities.com/revista_remolinos/index_p93.htm

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los muertos siempre regresan del escritor Augusto Rodríguez

Una nueva era de El Quirófano Ediciones

Hemos publicado cerca de cien libros. Ahora arrancamos con una nueva imagen y diseño. Publicaremos nuevamente lo mejor de lo anterior junto a novedades. Se viene una nueva era.

“Pirata viejo” de Santiago Páez

PorAugusto Rodríguez
Prolífico novelista
La primera vez que escuché y supe sobre la existencia de este autor ecuatoriano fue a través de sus cuentos de ciencia ficción del libro Profundoen la galaxia, donde un muy animado y estimado profesor y posteriormente amigo llamado Erwin Buendía (+) -tal vez uno de sus mejores lectores- nos narraba en un curso especial sobre ciencia ficción ecuatoriana e internacional, las peripecias de estos relatos. Sobre sus alcances, sus búsquedas y aciertos, y como de algun modo u otro, Santiago Páez (Quito, 1958), era ya un autor de culto y de incesantes lecturas en pequeños grupos de lectores alrededor del país. Desde ese entonces siempre tuve curiosidad por saber y por conocer un poco más sobre la literatura y la vida de este autor ecuatoriano tan enigmático. Ya al conocerlo posteriormente me doy cuenta que estamos a un gran escritor pero humilde y trabajador; un hombre sin poses, sin máscaras y sin “laureles” estúpidos, tan clásicos en nuestro país. A Sa…