Ir al contenido principal

Antología: La poesía del siglo XX en Ecuador


Por Augusto Rodríguez

Sabemos que ya está en circulación, hace más de dos semanas, la Antología: La poesía del siglo XX en Ecuador que seleccionó, prologó y editó el poeta quiteño Edwin Madrid (1961) en la prestigiosa editorial española VISOR. Esta antología todavía no circula en el Ecuador. Se espera que la Librería Libri Mundi, que trabaja directamente con esta editorial española, ponga en circulación en nuestro país el mencionado libro.

Estoy seguro que como toda antología es arbitraria y está regida por los gustos, las visiones y los mapas mentales que cada poeta (en este caso Madrid) ha elaborado a la hora de seleccionar lo mejor de lo mejor para llevar a cabo una antología final. Siempre habrá autores valiosos que se quedarán afuera, otros estarán de más, pero así mismo son estos proyectos literarios. Ni tampoco se puede complacer a todos los lectores.

Creo que Edwin Madrid, hoy por hoy, es uno de nuestros principales poetas. Y nadie mejor que él pudo llevar adelante este proyecto tan importante, diría importantísimo para la poesía ecuatoriana. Tal vez uno de los más ambiciosos de su historia. Porque por primera vez se ha publicado una antología que recoge lo mejor del Ecuador en una editorial española y todos sabemos la influencia, connotación y la distribución que tiene la editorial española VISOR en la poesía de Hispanoamérica. No hay duda que este paso dado por Edwin Madrid pone a la altura que realmente se merece a la poesía de nuestro país.

Pienso que lo mejor de nuestra literatura está en el cuento y en la poesía, acá ha habido y hay grandes poetas, de grandes alturas, que no desmerece ni es menos que ningun país de nuestro Continente. Uno de los mayores problemas siempre ha sido la difusión y la distribución de nuestra poesía al extranjero. Creo que esta antología abrirá las puertas y ventanas del mundo para conocer (por fin y no con gotitas esporádicas) el gran potencial y energía de nuestra poesía. Es la mejor noticia que ha tenido nuestra poesía en años. Gracias VISOR, Gracias Edwin Madrid. Y aunque nunca falten las típicas críticas y alabanzas desmedidas, sólo con ver la selección digo que es un buen trabajo.

Aunque como lector me hubiera gustado ver en esa lista a algunos poetas como Ileana Espinel, Rafael Díaz Icaza, Fernando Nieto Cadena, Eduardo Morán o Fernando Itúrburu, estoy muy de acuerdo con esa selección (en desorden), los que sí están:

Jorge Carrera Andrade, César Dávila Andrade, David Ledesma Vásquez, Gonzalo Escudero, Hugo Mayo, Medardo Ángel Silva, Alfredo Gangotena, Paco Benavides, Lydia Dávila, Jorge Enrique Adoum, Efraín Jara Idrovo, Euler Granda, Carlos Eduardo Jaramillo, Fernando Cazón Vera, Iván Carvajal, Francisco Granizo, Humberto Vinueza, Julio Pazos, Antonio Preciado, Iván Oñate, Roy Sigüenza y Jorge Martillo.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Los muertos siempre regresan del escritor Augusto Rodríguez

El Apocalipsis (todo incluido) de Juan Villoro

El Apocalipsis (todo incluido) de Juan Villoro

La poesía de Rodrigo Pesántez Rodas

Hacer pocos días en la ciudad de Quito, se presentó en la colección Poesía Junta (CCE, 2008) la antología del poeta, catedrático, ensayista y difusor cultural Rodrigo Pesántez Rodas (Azogues, provincia del Cañar 1937) Es doctor en Filosofía y Letras por la Universidad de Guayaquil donde ejerce la cátedra de Estilística y Literatura Ecuatoriana en la Facultad de Letras. Ha dictado cursos sobre literatura en prestigiosas Universidades Norteamericanas. Ha publicado: El espantajo y el río, Jugando a la pájara pinta, Los silencios del bosque, Atando cabos, Viñas de Orfeo, entre otros libros. Su obra poética es a ratos desconocida, pero sin duda, merece ser más leída y difundida a nivel nacional.


La dulce furia

A veces tengo ganas
de que cruces a pie
mi sangre.
Que dejes en la orilla
tu ropa y la vergüenza.
Que te sumerjas
desnuda
hasta tocarme
el hueso
y el aliento.
Que te bañes así,
cojas mis peces
y en el ombligo lleves
como un collar
la furia
de mis dientes.


Indisciplina

Con este mismo cráneo
que se viste …