Ir al contenido principal

“Vírgenes” y lo IN

Por Carolina Patiño

Recuerdo cuando estaba en sexto curso, lugar donde no hay secretos y lo obvio está al alcance de todos. La situación era la siguiente: Teníamos en el curso a uno de esos típicos adolescentes- adultos-enfermos con la pornografía, cada día llegaba con historias de un nuevo video, uno más raro que el otro, uno con mujeres y caballos, hasta con niños, con muertos, con afroamericanos, vírgenes y con hermafroditas que estaba muy de moda según él. Un día fue una sexóloga (una monja) y entre todo su blablablá hizo una pregunta interesante: ¿Quién de ustedes es virgen? Lo que me tomó por sorpresa y lo que me dejó atónita aún más fue ver a todas las alumnas de quinto curso alzar las manos. De mi paralelo pocas alzaron la mano, para mí ya fue un alivio ver ese gesto de sinceridad (con la reputa-ción que tenían algunas, no todas claro) pero con las que ya no lo éramos, tuvimos para mofarnos un rato. Otro día se me ocurrió hablarle a la amiga de la novia del chico en una de las salidas del colegio, cuando llegamos al curso se quejó, casi llora, pero mientras hacía su show decía: “a mí no me afecta lo que ella dice, además ella va en bus. Y para mí eso es suficiente para no considerarte en mi lista como un ser humano”. Eran chicas según ellas de otro nivel y ella en particular se creía gringa, para ellas era imposible tomar un bus. Tenían normas clarísimas sobre lo que está de moda, por ejemplo: Desayunar bastante en la casa, llegar al colegio, ponerse una faja y meterse el dedo en la boca y vomitar porque no está de moda ser gordo. Tener las uñas lindas y el pelo perfecto y usar un tipo especial de binchas de colores llamativos. Decían: Está de moda tener enamorados con dinero y sobre todo ser virgen porque según ellas eso es lo más “In”, y ponían de ejemplo a su amada Britney Spears, como la diosa a quien venerar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los muertos siempre regresan del escritor Augusto Rodríguez

El Apocalipsis (todo incluido) de Juan Villoro

El Apocalipsis (todo incluido) de Juan Villoro

La poesía de Rodrigo Pesántez Rodas

Hacer pocos días en la ciudad de Quito, se presentó en la colección Poesía Junta (CCE, 2008) la antología del poeta, catedrático, ensayista y difusor cultural Rodrigo Pesántez Rodas (Azogues, provincia del Cañar 1937) Es doctor en Filosofía y Letras por la Universidad de Guayaquil donde ejerce la cátedra de Estilística y Literatura Ecuatoriana en la Facultad de Letras. Ha dictado cursos sobre literatura en prestigiosas Universidades Norteamericanas. Ha publicado: El espantajo y el río, Jugando a la pájara pinta, Los silencios del bosque, Atando cabos, Viñas de Orfeo, entre otros libros. Su obra poética es a ratos desconocida, pero sin duda, merece ser más leída y difundida a nivel nacional.


La dulce furia

A veces tengo ganas
de que cruces a pie
mi sangre.
Que dejes en la orilla
tu ropa y la vergüenza.
Que te sumerjas
desnuda
hasta tocarme
el hueso
y el aliento.
Que te bañes así,
cojas mis peces
y en el ombligo lleves
como un collar
la furia
de mis dientes.


Indisciplina

Con este mismo cráneo
que se viste …